arias ,,

Después de un convulsionado mes con marchas en reclamo por seguridad, suspensión de carnavales y fuertes críticas, la Policía de la Provincia dispuso cambios y nuevos nombramientos en la comisaría local

Arias.- Tras la polémica desatada en esta localidad en el primer mes del nuevo año, y el reclamo de seguridad que hicieron vecinos, finalmente se dispuso la renovación de todas las autoridades policiales locales.Así lo confirmó a PUNTAL el intendente Juan José Cortese, quien adelantó que hoy a las 10 está prevista la presencia del subjefe de la Policía de la Provincia, comisario general Carlos Colino, quien pondrá en funciones a las nuevas autoridades de la comisaría local, y la designación de nuevos cargos.

El mes de enero fue convulsionado para esta comunidad, luego que dos jóvenes resultaran agredidos a la salida del boliche. Esta situación desencadenó una catarata de reclamos de los vecinos pidiendo más seguridad, se realizó una marcha, y todo ello con un final inesperado, cual fue la decisión del intendente Juan José Cortese de suspender los Carnavales y hasta poner en duda su continuidad en el cargo.

Transcurridos 20 días, la localidad busca volver a su ritmo habitual, y según señaló el intendente los habitantes están más tranquilos, ya que la presencia policial se siente en las calles. Respecto del cambio de autoridades en la comisaría local indicó que es una consecuencia también de toda la polémica desatada, tras el reclamo de los vecinos.

Como se recordará, cuando se generó el conflicto el propio intendente hizo foco en una problemática preocupante como es la presencia de drogas. Tras la intensificación de controles la situación va camino a mejorar.

“Mañana (por hoy) se renovarán las autoridades, antes no había subcomisario y ahora se va a nombrar. No tenemos aún los nombres, pero confiamos que esto va a mejorar. Si bien, cuando la gente salió a reclamar hubo una mezcla de un montón de cosas, sirvió para instalar el debate”.

Cortese admitió además que en los últimos tiempos se observó una mayor presencia de policías en las calles, lo cual lleva tranquilidad a los vecinos. “La gente tiene una sensación distinta”, agregó. A lo que sumó además el trabajo que se realiza junto al Juzgado de Faltas local, que ha dado resultados satisfactorios en cuanto al orden del tránsito, circulación de jóvenes en motos, entre otros aspectos.

Consultado si se incorporaron cambios o se aplican nuevos controles sobre funcionamiento del boliche, así como el ingreso y presencia de menores en los mismos sostuvo: “Nos reunimos con los padres y debatimos sobre la edad permitida de ingreso. Yo era de la idea que los chicos menores de 17 no se les permitiera ir al boliche, pero los padres nos plantean que los chicos se van a otros pueblos y que es más peligroso. Por el momento siguen ingresando desde los 15”.

El carnaval que no fue

La localidad de Arias había trascendido al país por sus fastuosos carnavales que por años se realizaron. La suspensión dispuesta por el intendente tras el reclamo por seguridad tuvo su impacto en la comunidad.

“El pueblo está triste, no hay nadie en las calles. Creo que ahora se está replanteando el impacto que todo esto tuvo en la comunidad. Si bien antes se nos cuestionaba porque se decía que en estos carnavales se gastaba mucho, lo cierto es que se autofinanciaba, y dejaba muchos recursos, ya que cada fin de semana más de un centenar de personas trabajaban”.

Asimismo, el Municipio debió rescindir los compromisos asumidos con bandas y grupos artísticos que iban a actuar en las noches de carnaval. “Por suerte ninguno pidió resarcimiento, son todos grupos de Córdoba que entendieron la situación. No sé qué hubiese ocurrido si teníamos artistas de Buenos Aires”.

Respecto de lo que ocurrirá con los talleres donde durante todo el año un grupo de vecinos trabajaban para la fiesta carnestolenda, el intendente dijo que aún no sabe qué se hará. “Yo hoy por hoy estoy confundido, y me estoy replanteando todo lo ocurrido”.

En tanto, Cortese sigue analizando si continuará en el cargo o renunciará al mismo, decisión sobre la cual se fijó un plazo de 90 días. “Todavía estoy saliendo de esta crisis. Quiero tranquilizarme y analizar profundamente la situación a ver cómo seguimos”, al tiempo que agregó que siente el apoyo de los vecinos.

Deje un comentario