2013-02-01_18-09-11_853Tal como se recordará, cuatro amigos de nuestra ciudad: Carlos Banegas, Marcelo Fernández, Daniel Maldonado y Fernando Sale viajaron el domingo 3 de febrero a la ciudad de San Juan. Ellos emprendieron una aventura en sus motos Pumas ’98. En diálogo con Fernando Sale, señaló: “Esta idea surge en una charla de amigos donde fuimos pioneros desde chicos por andar arriba de las pumas ‘98 y ya las teníamos colgadas para armar un viaje. Y, entre charla va, charla viene, pensamos en ir a la Difunta Correa. Yo conozco aquella zona y me pareció una zona complicada por el clima y por ir con pumas ’98, sin embargo, empezamos, nos juntamos amigos y acá estamos”…

Informó: “Tenemos calculado viajar entre 200- 250 kilómetros por día para lograr tardar tres días, a 45- 50 kilómetros. Estábamos pensando en hacer paradas cada 70 kilómetros como para ir enfriando un poco los motores… Hay detalles que veremos sobre la marcha y cómo se comportan las motos”.

En cuanto a los modelos de los vehículos que los acompañan esta travesía, Sale agregó:“Mi moto y la de Banegas son iguales: modelo 55, serie 2, después nos encontramos con una Landia que es de Fernández y, después, Maldonado con una Felina 62, todos motores H 98”.

Por último acotó: “Mis tíos nos apoyan, nos acompañarán… Ya están trabajando junto con nosotros.

La idea nuestra es juntar a los chicos jóvenes: que se vayan arrimando para otro próximo viaje”. 

Hoy, en diálogo con FM Estrella, Sale informó sobre la aventura que emprendieron y señaló: “Tuvimos un par de roturas. Una moto, lamentablemente, nos quedó en el camino. Nos estamos volviendo tres porque la moto de Carlos Banegas quedó ene l camino. Hemos tenido roturas de cubiertas, cadenas y algún tipo de esas cosas. Lo más complicado fue toda la parte en subida porque son muy altas. Tratamos de seguir el paso a los vehículos y muchas veces tuvimos que parar hasta volver a retomar ruta”.

Recordó: “Hablamos de una pumas 98, felina 98 y una landia 98: son todos los mismos motores. Tuvimos un gran apoyo para este lado: lo que es San Luis, San Juan, nos seguían en la ruta, se bajaban de las motos. Quedaban admirados por el viaje que hicimos. La Policía muy ‘prendida’ con nosotros, muy piola la gente. Nos hicieron lugar para que pasáramos. Estábamos muy contentos y, ojalá, se repita”.

“Nos fuimos específicamente a la Difunta Correa. En cuanto a las demora desde La Carlota hacia el destino, tuvimos un par de percances porque perdimos prácticamente un día y un poquito más con el tema de roturas y eso… pero más o menos, aproximadamente, no llegamos a los tres días de marcha.

Llevamos repuestos, lo imprescindible y algo referido al motor, pero, dadas las circunstancias, no se puede traer un mini taller completo. Abrimos dos veces un motor para tratar de salvarlo. Nos dormimos mucho porque teníamos que tratar de ganarle al calor.

Ahora queremos llegar a Mercedes y ver con qué nos encontramos. Ahí veremos los tiempos. Seguramente llegaremos a La Carlota a la madrugada”. 

Deje un comentario