Marcos Carazzo, Secretario de Gobierno de la localidad vecina de General Cabrera, en diálogo con FM Estrella, opinó sobre la medida de resolución emitida por el Gobierno Nacional que ya figura en el Boletín Oficial y de la posibilidad de asistir, desde el Gobierno Nacional, directamente a los municipios. Al respecto, Carazzo, dijo: “Es una mezcla de sensaciones: por un lado, uno no debe dejar de ser optimista, en la función pública, ante la futura o posible llegada de dinero a los municipios directamente de la Nación. Desde ese punto de vista, ojalá que sea así, que se traduzca en ayuda a todos los municipios”. Agregó: “Me parece que un buen síntoma sería tomar como base el índice de reparto de coparticipación y ayudar a los municipios para que hagan obras públicas, que son necesidades cotidianas que los vecinos están necesitando”.

Por otro lado, uno enmarca este tipo de anuncios en el comienzo de un año que va a ser electoral y, evidentemente, el optimismo y la teoría que uno ve reflejada en los anuncios, en la práctica, en la realidad diaria no se traduce. Realmente son anuncios y ayuda para municipios que expresan un mismo sentido político que el Gobierno Nacional, que es muy centralista y, lamentablemente, en todos estos años de Gobierno Nacional, en este aspecto, utiliza la ayuda financiera y la obra pública a municipios que responden a su ideología.

Entonces, por un lado, uno puede ser optimista y ojalá que se produzcan estas ayudas a todos los partidos políticos y, por otro lado, la realidad es que chocamos contra ese optimismo inicial- teórico porque la realidad nos indica, por ejemplo, que a los municipios que tenemos otro pensamiento político, nunca nos llega ayuda, porque no nos han ayudado”.

En relación con la ayuda concreta desde el Gobierno Nacional hacia esta localidad, Carazzo manifestó: “Nosotros tenemos pedido en el ENOSA, obras de saneamiento ambiental, hace cuatro años: pedimos un recambio de cañerías para toda la ciudad porque ésta está obsoleta, tiene 50 años de existencia. Hemos solicitado no un subsidio, sino un crédito para que nos otorguen la posibilidad de hacer un recambio de cañerías en los cuatro bulevares donde está el problema central, pero todavía no hay forma. Tenemos la aprobación técnica, la aprobación del presupuesto, pero el crédito no logra ser desembolsado”.

Remitiéndose, nuevamente, a los subsidios directos a los municipios añadió: “Siempre cuando veo que buscan formas raras como aquél que presenta un proyecto y después dos funcionarios de Buenos Aires los tienen que aprobar, después reeducar, readecuar al presupuesto y toda una serie de inteligencia cada vez más compleja, veo que lo más simple sería que distribuyan las ayudas por el índice de coparticipación… que llegue directamente a los municipios. Nadie mejor que el intendente, los concejales para saber dónde van depositar el dinero y qué obras públicas necesitan los vecinos y si hacen cosas raras (los intendentes) o lo vuelcan al dinero de obras públicas para rentas generales, para pagar los sueldos, son los mismos vecinos los que lo van a castigar públicamente o en la próxima elección. Cuando desde la Provincia o la Nación buscan artilugios para dar una ayuda concreta a los intendentes, ponen trabas a los mismos. A algunos les llega directamente la ayuda para aguinaldos, como para sueldos y, otros, como el caso nuestro, no nos llega nada”.

Sentenció: “Si tienen ganas de ayudar, que se reparta el dinero que sale de los pueblos del interior hacia la Provincia y la Nación… que salga directamente a través de la coparticipación y nada mejor que el intendente y su equipo para administrarlo. Siempre es difícil que llegue ayuda y sobre todo a nosotros que somos radicales y por el enfrentamiento Nación- Provincia también se dificulta la llegada a partidos de otro color político”.

Finalmente, en cuanto al trabajo y las gestiones de General Cabrera, informó: “Nosotros aprobamos el presupuesto el 30 de noviembre del año pasado con un aumento en las tasas de agua y propiedad en un 24%, tanto para el servicio automotor como el de cloacas. Uno va de la mano de la inflación. Para hacer el presupuesto se evalúa combustible, sueldo de los empleados, lo que ha aumentado en el año y, en base a eso, se toca algo.

Tenemos dos planes de viviendas en marcha y un tercero que comienza en marzo con 150 unidades nuevas, así que, en los ochos años de gestión calculamos terminar entre 250 y 280 viviendas. Con toda plata que llega, se hacen obras; el resto lo pone el municipio: ahora vamos a hacer más aulas, llegó también un ayuda para un colegio agro- técnico. Para obras públicas no tenemos ningún tipo de ayuda.

Este municipio está progresando enormemente en el tema de viviendas, iluminación, calles, seguridad. No nos quedamos quietos”…, finalizó.

 

One Comment

  • Lauti dice:

    Conozco General Cabrera, esta progresando avismalmente, felicitaciones adelante, siempre adelante gente.

Deje un comentario