construccion enet (6)_1832x1374

A casi un mes del inicio de clases, el edificio se presenta como a finales de 2012. En el lugar trabaja un solo operario y la comunidad educativa tiene prevista una asamblea para analizar medidas de fuerza

 La obra está igual que el último día de clases del 2012, pero arrastra otros dos años de construcción que hoy tienen como resultado un edificio a medio hacer. Se trata del Ipet Nº 255 de La Carlota, cuyos alumnos deberán iniciar el ciclo lectivo 2013 en las aulas móviles que los vienen acompañando desde que se inició la obra, si es que no se registra una agilización en las tareas.
Actualmente, un solo operario realiza tareas menores sobre lo que será el nuevo espacio para el internado, mientras que todo el sector de obras previstas para aulas, oficinas y salón central se encuentra paralizado.Cabe señalar que el Ipet 255 alberga en su internado a unos 200 alumnos de toda la región y provincias vecinas.

Preocupación

Las demoras en el desarrollo de obras son motivo de preocupación en la comunidad educativa del Ipet 255, contrastando radicalmente con los sentimientos de emoción que hace dos años se vivían en momentos en que se iniciaban las obras.

“Estamos esperando que reactiven las obras. Tenemos la promesa de que existe una partida de dinero para continuar la obra y esperamos que sea así porque sería muy difícil iniciar el ciclo lectivo en los lugares que desde hace casi dos años estamos dando clases”, dijo un docente.

La promesa de la nueva escuela llevó a que en aquel entonces se demoliera gran parte del viejo edificio y se reacondicionaran algunos galpones a los fines de levantar aulas de forma transitoria.

Pero a ello se sumaron las aulas móviles de la Provincia que también se instalarían de forma periódica y ya son una postal del establecimiento educativo. Pasaron dos años y el edificio de la escuela sólo tiene algunos espacios habilitados.

Solamente los talleres permanecen en uso, debido a que los mismos no fueron demolidos y son mantenidos estructuralmente, a los que se le efectuaron sólo algunas mejoras.

Cabe recordar que sobre finales del año pasado, y ante la incomodidad que significaba para los alumnos recibir las clases en las aulas móviles, se realizó una reunión de docentes y personal del colegio a los fines de consensuar medidas en caso de no observarse avances.

Allí se asumió la decisión de empezar el nuevo año con asambleas para dar forma a una determinación que exija la finalización urgente de las obras.

One Comment

Deje un comentario