El padre de Martín Corso, uno de los jóvenes agredidos, señaló que en la localidad hay un problema social por resolver que es la violencia. “Hay que trabajar desde la familia, desde el individuo para evitar estos hechos”

 Los padres de uno de los jóvenes agredidos, se apartó de la pelea política que se generó paralelo a este conflicto, y sostuvo que existe un problema social que hay que afrontar y encontrar una solución.
Marcelo Corso, padre de Martín Corso, dijo que en Arias hay que afrontar el tema de violencia“La violencia en sí es el tema que hay que tratar aquí. Ocurre en las familias, y en la escuela primaria y secundaria. Pero es un problema que tiene solución y hacia eso yo apunto”. Al tiempo que dijo que en cuanto a la pelea política que se desató en el medio es una “ensalada” generada por algunos sectores, pero que no afrontan el problema de fondo, que es la violencia. “Yo soy apolítico, y no entiendo todo esto que se generó y el cruce de quien hizo o no hizo tal o cual cosa. Eso no lo tengo en cuenta, acá hay otra cosa sobre la que debemos hablar”.

Corso dijo que tenía previsto plantear este tema a las autoridades puesto que considera es necesario comenzar a adoptar acciones en los colegios, a través de las instituciones para que se terminen con los hechos de violencia.

“Acá cada fin de semana hay peleas a la salida de los boliches. Pero también se ve violencia en las escuelas. Mi esposa es docente y lo ve a diario”, puntualizó el padre de uno de los jóvenes agredidos.

Puja política

Consultado Corso si su familia se sintió “usada” por el arco opositor, tal como se plantea desde el Gobierno local, para llevar adelante la marcha sostuvo: “Nada que ver, no fue así. Quiero imaginarme que no ocurrió eso. Insisto, acá hay otra cuestión a la que tenemos que encontrarle una solución”, insistiendo en la necesidad de trabajar en contra de la violencia que se observa. Y reiteró que participó de la marcha siempre pensando en la necesidad de terminar con este tipo de  hechos.

Y consideró que es primordial también que los padres se involucren, ya que es en el hogar donde se debe trabajar contra las agresiones. “Lo que pasa que tenemos una idea equivocada de lo que es la justicia. Creemos que hablamos de justicia y hacemos responsable de ésta a la policía y a los jueces, cuando en realidad también la familia, los padres tenemos que estar involucrados y no desentendernos de toda esta situación”.

Los hechos que ocurrieron en la madrugada del 1º de enero, cuando Martín Corso y Fernando Rodríguez fueron agredidos por un menor de edad. De los dos jóvenes, el primero ya se encuentra en su hogar y en recuperación, pero aún conmocionado por lo vivido. En tanto Rodríguez, sigue internado ya que sufrió heridas   en la cabeza muy graves, que requerirán de una larga recuperación.

En medio del hecho, se desató una verdadera puja política entre el intendente Juan José Cortese, y la oposición respecto de la situación en Arias, que derivó en la suspensión de los Súper Carnavales, y el impacto que todo ello tendrá en la comunidad. Hubo duras críticas por parte del mandatario actual, contra su ex contrincante en el campo político, Alberto Defagot, y contra el diputado Edgar Müller, de quienes dijo buscan desprestigiarlo e instalar el tema de la inseguridad, cuando sostuvo, ello no es así. Por la suspensión de esta fiesta carnestolenda, la localidad se vería impedida de recaudar alrededor de 2 millones de pesos, según las estimaciones del propio intendente Cortese.

Deje un comentario