Cristina-Kirchner-GobernadoresArrancó el 2013, un año político. Tras descansar en su residencia privada de El Calafate, Cristina Fernández de Kirchner retomará la agenda oficial, en la que se destaca la ceremonia de bienvenida a la Fragata Libertad, que estuvo anclada judicialmente en Ghana. El acto será el miércoles próximo por la noche en el Puerto de Mar del Plata. Allí hablará la Presidenta en lo que será la primera cadena nacional del año. Dicen que será “una gran fiesta popular” comparable con los festejos oficiales por el Bicentenario. En lo político, aseguran que el kirchnerismo avanzará con la reforma de la Constitución nacional. Pero, para ello, tendrá que hacer una buena elección en las legislativas del presente año. El kirchnerismo tiene el problema de la sucesión de cara al 2015: no hay una figura que reemplace a Cristina. Por eso, desde distintos sectores K se fogonea la idea de ir por un tercer mandato. Tras las declaraciones del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en las que propuso reformar la Constitución, ahora el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, negó que haya en carpeta un plan re-reeleccionario. Sin embargo, aclaró: “Es inevitable que salgan expresiones y pensamientos a favor de esa posibilidad”. En ese sentido, la diputada kirchnerista Diana Conti reiteró su deseo de “un proyecto eterno” de la Presidenta. Ahora si fracasa el proyecto re-reeleccionista, saldrá a la cancha el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, a quien ya el kirchnerismo lo considera como parte del proyecto nacional. Dicho de otra forma: es su Plan B. Scioli ya cuenta con un apoyo público: el de Carlos Menem. “Yo creo que Scioli puede llegar a la Presidencia de la Nación”, dijo el ex presidente. El mandatario bonaerense ya está en campaña. El jueves pasado, compartió con Mauricio Macri, otro presidenciable, la inauguración de una planta de tratamiento de residuos. Se trató de la primera foto electoral del año. En rigor, buscó mostrar una imagen de autonomía del Gobierno nacional. Sin embargo, por el otro lado, trata de no pelearse con la Casa Rosada.

José Manuel de la Sota también se mueve como candidato en campaña. Ferviente admirador de Brasil, el gobernador inaugurará el año electoral con el “Carnaval Cuartetero”. Será el 16, 17 y 18 del corriente mes en el playón del Estadio Kempes. Allí actuarán La Barra, Carlos “La Mona” Jiménez, Jean Carlos, Damián Córdoba y Banda XXI, entre otros. De la Sota aprovechará el megaevento para mostrar al país que en Córdoba se cumplió con lo que se prometió. Sin embargo, el gobernador no estuvo presente en la primera noche de Jesús María. “No quiere generar ninguna repercusión política”, dijeron fuentes oficiales. No obstante, se informó que irá el sábado 12. En medio de la encarnizada disputa política con la Nación, De la Sota buscará tener un resonante triunfo en las legislativas que le sirva de trampolín para sus aspiraciones presidenciales.En el fondo, sabe que es su última oportunidad y quiere aprovecharla. “El 2013 va a ser un año duro. Habrá más embestidas del kirchnerismo”, pronostican en el PJ mientras recuerdan cómo medio gabinete nacional salió a cargar duro contra De la Sota tras el escandaloso acto en la planta de Renault. Por eso, el gobernador no quiere dejar nada librado al azar. El recambio de la cúpula policial es una señal de que De la Sota busca un gobierno más eficiente, señalan en su entorno. Y agregan: “Sin lugar a dudas, el gobernador quiere mostrar que Córdoba es una provincia segura para marcar diferencias con el Gobierno nacional”. No se descarta además que el nombramiento del comisario general Ramón Frías en reemplazo del riocuartense Sergio Comugnaro sea la antesala de futuros cambios en el gabinete provincial. Paralelamente, De la Sota hace esfuerzos para contener a los intendentes para evitar que se vayan al redil kirchnerista.

Tras el procesamiento en la causa de los sobresueldos, que al principio generó preocupación en las filas del PJ, Juan Schiaretti recibió una buena noticia: es el dirigente político con mejor imagen en Córdoba. De acuerdo con la consultora Management & Fit, el ex gobernador tiene el 29,5 por ciento. “El procesamiento fue una vendetta del kirchnerismo. Pero de nada sirvió porque los cordobeses lo siguen considerando como el mejor dirigente”, sostienen en el peronismo. Schiaretti es el elegido para encabezar la lista legislativa de De la Sota. También la encuesta beneficia al radical Oscar Aguad: le da un 21,3 por ciento. Sin embargo, sectores del radicalismo dicen que el diputado radical no garantiza la unidad del partido y que, por consiguiente, habrá interna para definir la boleta del 2013. En tanto, el senador nacional Luis Juez, quien quiere ser gobernador en el 2015, tiene el 20,3 por ciento y Carolina Scotto, que posee un alto nivel de desconocimiento entre la gente, el 17,1 por ciento. La rectora de la Universidad Nacional de Córdoba suena para encabezar la lista kirchnerista. En Río Cuarto, hay cuatro dirigentes políticos que no han descartado ser candidatos en el 2013. Ellos son la presidenta de la Fundación Banco de Córdoba y pareja del gobernador, Adriana Nazario; el director de Radio y Televisión Argentina, Alberto Cantero; el ex intendente y ex legislador Miguel Abella; y el legislador Roberto Birri. “Las puertas están abiertas”, dijo Nazario. Las versiones indican que la ex ministra puede llegar a ocupar el segundo lugar de la boleta detrás de Schiaretti. “Voy a estar donde le haga falta al proyecto nacional”, señaló Cantero. El funcionario kirchnerista le ha dicho a su entorno que puede ser “útil a la sociedad” desde la Cámara de Diputados. Por su parte, Miguel Abella sostuvo que “estoy dispuesto a ser candidato”. Finalmente, Birri también pide pista como candidato en el marco de una alianza entre el Frente Cívico y el FAP.

El intendente Juan Jure se fue a la costa a pasar quince días de vacaciones con su familia. Sin embargo, no se puede desenchufar del todo. “Nos hizo un par de llamadas para ver cómo está funcionando la Municipalidad”, comentaron fuentes municipales. Aunque no pudo estrenar despacho, porque lo están pintando, Claudio Miranda se hizo cargo del Ejecutivo. El presidente del Concejo Deliberante no quiere repetir la historia de Eduardo Yuni, nuevo jefe del bloque de legisladores radicales, quien tiempo atrás mantuvo una fuerte disputa con Jure. “Soy parte del equipo del intendente”, señaló Miranda para tranquilizar a la tropa jurista. Sin embargo, no descartó postularse en el 2016. Pero primero Miranda deberá revalidar su título en el Legislativo. Su rival será la concejala oficialista Viviana Pomiglio. Aunque no es el único escollo que tendrá que sortear Miranda en su carrera política. El intendente interino tiene un competidor que cuenta con el respaldo de Jure: el titular del Emos, Carlos Ordóñez. El comienzo del año toma temperatura no sólo ambiente sino también política.

Deje un comentario