Viernes 12 de octubre.- El Gobierno envía a Ghana una misión especial para recuperar la fragata Libertad.- No se trata de un comando de gendarmes lanzado clandestinamente a la mar en la soledad de la noche a bordo de dos lanchitas de Prefectura —los voluntarios se borraron cuando se enteraron de que si querían chalecos antibalas se los tenían que pagar ellos— sino de una misión diplomática de altísimo nivel, los viceministros de Relaciones Exteriores y Defensa, enviados para persuadir al Gobierno ghanés de no hacerle el juego a los fondos buitre. Siguiendo el criterio que tantos éxitos ha deparado a este Gobierno en las áreas más diversas —comercio, energía, transporte, etc.—, los mismos genios que diseñaron el itinerario de la fragata marchan ahora a rescatarla del pantano al que la enviaron. Una misión de alto riesgo, pero menos de lo que parece: los fondos buitre habrían descartado pedir el embargo de los misioneros, porque calcularon que si los dejan allá nos hacen un favor, mirá si serán turros.

Lunes 22 de octubre.- Cristina: “Se podrán quedar con la fragata, pero no con nuestra dignidad”.- Luego de un par de semanas de silencio estratégico, suponemos que para permitirle a su canciller desplegar sus probadas dotes diplomáticas y hacer valer la pesada influencia argentina en el mundo, la abanderada de nuestra dignidad habló, y cómo. No les dijo “Piérdanse la fragata en el orto” porque esas cosas, chicos, dejémoslas para La Matanza y para el Guille Moreno, pero el tonito anduvo por ese lado y, nos imaginamos, les habrá caído a los fondos buitre y a sus cómplices locales de la opo y la corpo como una patada en el hígado. Seguro que en sus oscuros conciliábulos destituyentes estarán departiendo desesperados: “Che, parece que esta mina no afloja, mejor olvidémonos de estas maniobras para quedarnos con la dignidad argentina, y propongámoles que en cambio nos den guita”. En cualquier caso, se ha dejado en claro qué es lo importante: no la fragata, ni la deuda, ni el hecho de que Ghana nos moje la oreja ante la indiferencia del resto del mundo, sino las declaraciones públicas henchidas de orgullo nacional y fervor patriótico. Lástima que a buscar a los marineros no mandamos un avión de Aerolíneas, así la teníamos a Cris batiéndoles con desprecio: “Podrán quedarse con el Embraer 190 made in Brasil que De Vido compró a precio de amigo (es decir, con un plus para aceitar el negocio), pero no con nuestra dignidad”. Sólo instantes antes de hablar por cadena, cuando juntó a las Abuelas de Plaza de Mayo con el romántico Luis Miguel —un desconocedor serial de hijos casi casi equiparable a nuestro Diego Armando— la Presidenta nos había hecho sentir tan dignos y orgullosos.
Presentación1

Miércoles 14 de noviembre.- La Presidenta dijo estar “orgullosa” de pertenecer a la clase media.- Oportuna refutación a los que insidiosamente distorsionan sus palabras y los principios del proyecto nacional y popular. Nada más que porque ella y sus voceros más entusiastas la habían tratado de tilinga, insolidaria y destituyente, de preocuparse más por Miami que por San Juan, de ser el sector que siempre estuvo detrás de la explotación de los pobres y de los crímenes de las dictaduras, de repetir como loros consignas vacías y de hacerle el juego a la derecha, a la izquierda, a los fondos buitre y a los que quieren volver a un pasado oprobioso de miseria y desolación, nada más que por esos módicos retos y llamados de atención, quisieron instalar la idea de que ella no la quiere a la clase media. Faltaba más. Nos imaginamos que ahora la tilingada archivará las cacerolas, advertida que fue de que la Presidenta es una más de esa clase “pujante y emprendedora”. Aunque no faltará algún confundido desclasado que se preguntará: “Si con un patrimonio de 89 palos sos de clase media, ¿no será que con mi R12 y mi sueldo de cinco lucas por mes soy pobre y ni cuenta que me he dado?”.

Viernes 16 de noviembre.- Probation para la titular del Indec por conducir en estado de ebriedad.- Antes de que salga algún chusco con un chiste destituyente, aclaramos que lo que conducía en estado de ebriedad era un auto, no el propio Indec. Acaso pasada en el festejo al conocerse las nuevas cifras de reducción de la pobreza, creación de empleo y crecimiento de la satisfacción popular por la marcha del país, todos relevamientos que supervisó personalmente, Ana María Edwin fue sometida a una emboscada. Es que detrás del control de alcoholemia que dio más del doble de lo permitido han de haber estado esas consultoras privadas que inflan las cifras para favorecer los oscuros negocios de los poderes concentrados. En fin, la experiencia sirve para advertir que nos estamos quedando cortos en el “vamos por todo”, siempre hay un índice más para retocar, una chapa más para hacer valer, un juez más para persuadir de que no se debe dejar presionar por los monopolios.

Jueves 22 de noviembre.- Griesa ordena a la Argentina pagar 1.330 millones de dólares a los fondos buitre.- No conformes con la fragata, los carroñeros consiguieron ahora el apoyo de un juez yanqui que, como el de Ghana, no podemos recusar por haberse ido de vacaciones financiado por Magnetto, ni amenazar con acusar de delitos de lesa humanidad a su hermano militar si no renuncia, ni pasar por encima con un per saltum dictado ad hoc. Pero ya estamos poniendo manos a la obra: De Vido recordó que esto ocurre por las concesiones de gobiernos anteriores, Abal Medina comparó a los fondos buitre con el grupo Clarín, Lorenzino habló de “colonialismo judicial” y la Presidenta no dijo “Podrán quedarse con nuestros dólares, pero con la libertad y la dignidad del pueblo argentino jamás”, pero en cualquier momento lo dice. Así que podemos quedarnos tranquilos, que tenemos un elenco gubernamental muy experimentado a la hora de enfrentar esos problemas que parecen peliagudos: soluciones no encontraremos muchas, pero lo que es a quién echarle la culpa encontramos seguro.

Viernes 23 de noviembre.- Se estrenó en todo el país “Néstor Kirchner, la película”.- Quienes la vieron y no son alcahuetes de Magnetto dicen que es una obra maestra, sobre todo por la actuación del protagonista, un héroe sin dobleces de los que ya no quedan. Los más puntillosos apenas objetan algunas omisiones, sobre todo en relación con la época en que Néstor y Cris hacían fortuna con su duro trabajo como “exitosos abogados” que ejecutaban deudores morosos —ah, esos heroicos tiempos de tenaz resistencia a la dictadura—, o la declaración de Carlos Saúl como “el mejor presidente de la historia”, lo que habría estado bueno para desmentir esas acusaciones de sectario que tanto lo afligirían más adelante. Pero en fin, no se puede resumir toda una vida de servicio público y crecimiento patrimonial en menos de dos horas. Y lo importante está: Máximo contando cómo el papi le desordenaba el campo de batalla cuando él jugaba a los soldaditos, porque quería “enseñarle algo”. Y vaya si aprendió, ¿o no es Máximo acaso el ejemplo perfecto de los resultados de una educación exitosa, además de la garantía de un final feliz para la película aunque haya muerto el muchachito?

Jueves 6 de diciembre.- La Cámara extendió la cautelar del grupo Clarín.- Horas después de “exhortar al Poder Ejecutivo Nacional” a evitar “el uso de mecanismos directos o indirectos de presión sobre los jueces que afecten su independencia” —sí, claro, por qué no le piden a una tormenta que no venga con granizo, a Riquelme que se amigue con Palermo o a los familiares y allegados y amigos de los amigos que dejen de comprar propiedades que es mentira que hayan comprado—, la Justicia colonizada por las corporaciones decidió, nomás, alzarse contra la ley, contra el Ejecutivo y contra sí misma.

Lástima lo del 7-D que no fue, nosotros que estábamos convencidos de que ahora se acababan las remarcaciones de precios, los secuestros exprés, los embargos de los fondos buitre, las boleteadas del narcotráfico, las mujeres quemadas por sus parejas, los negociados con los contratos de servicios públicos, el déficit energético, el monocultivo, la megaminería, los paros docentes, las salideras bancarias, las internas sindicales, las demoras en los juicios de los jubilados y en pagarles la deuda a los jubilados con sentencia firme, las frases ingeniosas de Aníbal Fernández, que liberado de la obligación de defender al modelo va a poder dedicarse a su auténtica vocación que no es otra que conducir a las chicas de hockey por el buen camino, y la obsesión de Sabella de ponerlo a Rojo de tres.

Deje un comentario