herido_4

Martín y Fernando estudian la misma carrera universitaria. Ahora, están internados luego de ser atacados a puñaladas por un menor de 17 años

Desde la madrugada del martes 1º, Arias vive conmocionada. Esta ciudad de cerca de 7.000 habitantes, ubicada 364 kilómetros al sudeste de la Capital provincial, aún no entiende cómo un adolescente de 17 años apuñaló e hirió de gravedad a dos jóvenes de 21 que hoy continúan internados, uno de ellos en coma farmacológico.

Hace minutos, FM Estrella entabló un diálogo con Jorge Rodríguez, padre de Fernando Rodríguez, el joven que aún se encuentra en un estado delicado y en coma farmocológico. El padre informó sobre su estado de salud y se encuentra a la espera del próximo parte médico que estará en la jornada de hoy. Al respecto señaló: “A tres días del accidente intentan sacar a Fernando del coma farmacológico para ver cómo reacciona; también le van a quitar el respirador, no se sabe si en forma total o parcial, no sé, no alcanzo a interpretar los términos médicos como para dar todos los detalles”.

Agregó: ”Luego de la operación y, para que se reacomode y vuelva a sus líneas normales… porque al tener un coágulo, había una inflamación, entonces, en la operación, le quitan el coágulo, pero no reponen el hueso, digamos lo que es la parte del cráneo por si hay más coágulos… para que el hueso no ofrezca resistencia para que se siga inflamando el cerebro”.

“Ahora me entero de que el agresor ha tenido un montón de causas por agresiones, por pegarle al padre… Yo a este agresor lo conozco de chiquito, desde los dos o tres años, pero, a esta altura del partido, ya no lo conozco. Hace un mes que viene peleando, ya había cortado a otra persona”…

“No sé qué se va a hacer con este menor. En primer lugar, queremos que Fernando se recupere, está siendo muy lenta dicha recuperación. Seguramente van a quedar secuelas en el cerebro. Ya en el momento de operarlo tenía un inconveniente en la parte derecha del cuerpo porque la lesión fue en el hemisferio izquierdo del cerebro y eso maneja la parte derecha. No movía el brazo y pierna derechos. No sé cómo va a reaccionar al sacarlo del coma. En instantes nos van a dar el parte médico, así que mucho más no puedo decir”.

“La gente hizo una marcha de silencio, yo no estuve presente porque le hicieron una tomografía a Fernando y teníamos que estar acá. Me hubiese gustado poder participar, mis otros hijos estuvieron. Esto va a marcar un antes y un después”.

Enrique Maldonado, periodista reconocido de la localidad de Arias, por su parte, añadió: ”Martín Corso ya está bien. Está fuera de peligro. Ayer comió, pasé a verlo, va a pasar varios días internado, pero, por el momento, está bien”.

“Estuve en la marcha con mi familia porque me une una amistad con las dos familias. Estuve para pedir justicia. Asistieron entre dos mil y tres mil personas. Una marcha en la cual el pueblo de Arias manifestó el descontento con el accionar de las autoridades policiales por este chico menor que con tantos antecedentes todavía esté libre. Yo soy un convencido de que, ya que los menores a los 16 años van a poder votar, creo que habría que haber una ley para bajar la imputabilidad: que a los 16 años sean imputables. Ese fue el clamor que salió de la plaza 25 de mayo, ése es el pedido que hicimos todos. Vivimos en una sociedad que genera violencia, no sé cómo hemos llegado a tanto. Esto de alguna manera tiene que parar. La multitudinaria marcha de anoche demostró que son dos familias muy queridas en el pueblo y quién es quién”. 

Recordemos que la agresión fue el miércoles, sobrevino cerca de las 8 de ese día, cuando terminaban los festejos que el boliche Cyllene organizó en el corsódromo de esa ciudad. Fue entonces que Martín Corso y Fernando Rodríguez fueron atacados por un grupo que les cortó el paso en una plaza. Uno de los atacantes iba con una navaja (o un objeto similar) e hirió a ambos de gravedad.

Mientras que Corso sufrió un profundo corte en el abdomen que le comprometió hasta la vejiga, Rodríguez padeció una herida en la cabeza que le produjo un coágulo, por lo que fue derivado a un hospital de la ciudad santafesina de Venado Tuerto, donde los médicos lo sometieron a una cirugía y lo indujeron a un coma farmacológico, según señalaron fuentes policiales. Corso, en tanto, quedó internado en el hospital local y se encuentra lúcido.

Por el ataque, la Policía terminó deteniendo a un adolescente de 17 años, que también vive en esa localidad, y al que muchos vecinos señalan como un joven involucrado “en varias peleas”.

No obstante, el juez de Control Juan José Labat aseguró a la prensa que el muchacho no tiene antecedentes penales.

Tras imputarlo del supuesto delito de “lesiones graves reiteradas”, lo puso a disposición de sus padres.

Protesta vecinal. Ayer en Arias los rumores indicaban que la familia del adolescente había decidido llevarlo a otro pueblo, temerosa de que fuera atacado por otros vecinos, ya que había comentarios de que iban a “lincharlo”.

En tanto, anoche se estaba realizando una marcha de silencio por las calles de la ciudad para “pedir justicia y tomar conciencia”. En ese sentido, exigen que el atacante sea detenido, a la par que mostraron su preocupación por una violencia cada vez más presente.

La movilización fue convocada a través de las redes sociales para las 20.30 de ayer. El lugar elegido para reunirse fue la plaza San Martín de esa ciudad.

“Nosotros estamos nerviosos, preocupados, vivíamos en un pueblo que era tranquilo, pero están pasando cosas que no entendemos”, dijo Alicia de Corso, la madre de Martín, en declaraciones a Cadena Sudeste de Marcos Juárez.

La mujer señaló que su hijo no estaba alcoholizado cuando fue atacado.

Al respecto, mientras la Policía informó que los jóvenes fueron heridos en medio de una presunta pelea que se originó al terminar la fiesta, familiares de las víctimas aseguraron que Corso y Rodríguez regresaban a pie junto a otros dos jóvenes cuando fueron rodeados por un grupo en el que se encontraba el agresor, que con la navaja (o el objeto similar) en la mano atacó primero a Rodríguez y luego a Corso, que intentó salir en defensa de su amigo.

Luego de la agresión, los heridos fueron trasladados al hospital de Arias. Allí, Corso fue operado. Pero dada la complejidad del cuadro de Rodríguez, los médicos decidieron derivarlo al hospital de Venado Tuerto, ya que era necesaria una cirugía más compleja. Anoche permanecía con respiración mecánica en la unidad de cuidados intensivos.

“El paciente se encuentra en coma inducido y fue sometido a una neurocirugía en la cabeza por un coágulo”, fue el parte médico.

Que no sea costumbre. Vecinos señalaron que los episodios violentos se estaban multiplicando en los últimos tiempos. En ese sentido, dijeron que no querían acostumbrarse a este tipo de hechos en una ciudad donde todos se conocen.

 

Deje un comentario