Elsa Cattana, de Ucacha, es la feliz poseedora de la boleta premiada. Su primera inversión será mejorar la vivienda y operarse de la vista.

Elsa Cattana, ganadora del Quini 6, y el agenciero que vendió la boleta.
Ucacha.- La casa de Elsa Cattana se convirtió ayer en el centro de atención de todos los vecinos que llegaron a saludar a la sorprendida y feliz ganadora de $ 5 millones en el Quini 6, que sorteó en la noche del miércoles.En medio de los gritos, los abrazos, la afortunada mujer no dejaba de atender las innumerables llamadas recibidas de los medios, como así también de familiares y amigos que no salían del asombro.“Todavía no lo puedo creer, yo me enteré esta mañana (ayer), pero anoche (miércoles) me llamó una tía preguntándome si yo era la ganadora por que había escuchado por tele que el premio se vendió en Ucacha. Me avisaron esta mañana (miércoles)”, dice Elsa que aún no toma dimensión del abultado premio que recibirá.

La boleta la realizó en la agencia de Víctor Ariccio, donde acudía en ocasiones a realizar alguna jugada. “La semana pasada no había podido jugar porque no tenía plata, estoy sin trabajo, y mi marido hace changas y ahora está de tambero en un campo. El lunes me llamó y me dijo que él me prestaba los 7 pesos que sale la boleta. Así que fui y la hice”.

Los números de la suerte surgieron de la máquina con la que se juega el Quini, puesto que la mujer no tenía pensado ninguno. “Fui a la agencia y le dije que me dieran los números que salieran”, dijo la mujer.

Así la boleta se fue conformando con los números 17-18-36-37-38-43, que en el sorteo 1999 del Quini 6 Revancha realizado el miércoles por la noche, salieron ganadores.

La noticia convulsionó a la comunidad por cuanto Elsa es una mujer muy conocida y apreciada entre los vecinos. En ocasiones realizaba changas limpiando o planchando para ayudar a la economía familiar. “Estoy desocupada desde hace varios meses, la abuela que yo cuidaba se murió y aunque busqué por todas partes, no conseguí trabajo”.

Su marido, Ricardo Delfino, recibió la noticia trabajando en el campo, y compartió la alegría también con el hijo del corazón de la pareja, Diego, que tiene 21 años.

Los sueños a cumplir

Ayer la humilde vivienda en el barrio sur de Ucacha rebalsaba de vecinos que iban a felicitar a la ganadora. “Lo primero que voy hacer es arreglar la casa, porque está muy deteriorada. Por ahora voy a seguir viviendo acá, después no sé, por ahí me voy al centro”, señala la mujer. “Mi sueño es poder hacer el paredón con la casa vecina”, agrega sin tomar dimensión que el dinero que recibirá le permitirá hacer mucho más que unas paredes.

Además Elsa podrá ahora viajar a Córdoba para operarse de la vista, ya que padece desde hace tiempo de un problema. “Ya había ido a la Municipalidad y el intendente iba ayudar, ahora ya no es necesario. No lo puedo creer”, sigue repitiendo la mujer.
El próximo 20 de diciembre, Elsa cumple los 56 años y esta vez sí los podrá festejar junto a sus seres queridos: “Dicen que me alcanzará para pagar el asado para todo el barrio. Si es así, vamos a festejar todos juntos”.

Pero también quieren reunirse con sus 10 hermanos, dos de los cuales viven en Río Cuarto y a quienes hace tiempo no visita. “No podía ir, porque no tenía para el viaje”, asegura Elsa.

“Estoy muy agradecida a Dios, voy cada noche a la Novena en el barrio y le pedí a Dios que me diera una mano, y me la dio”.

Los vecinos compartían la alegría de la familia, destacando que cayó en un hogar donde era muy necesario. “Está todo el pueblo convulsionado”, señaló el agenciero.
Y mientras la noticia de desparramaba en cada rincón de la provincia y la región, Elsa seguía recibiendo las felicitaciones de sus familiares y amigos.

Consultada por qué decidió darse a conocer, cuando en la mayoría de los casos los ganadores de premios de estas características prefieren el anonimato, dijo: “Lo que pasa que a la mañana ya toda la gente lo sabía, y bueno, está bueno compartir esta alegría”, sostuvo en diálogo con PUNTAL.

El premio es de 5,3 millones de pesos, que tras los descuentos quedaría en 4,2 millones. Al agenciero, le corresponderían cerca de 50 mil pesos.

2 Comments

Deje un comentario