Así lo anunció el gobernador De la Sota tras una reunión con dirigentes ruralistas. Mantendrá beneficios para productores que paguen en término.

Después de una reunión con dirigentes de la mesa de enlace provincial, el gobernado José Manuel de la Sota anunció un acuerdo alcanzado en el encuentro. Finalmente, el campo le aportará 310 millones de pesos en impuestos en el año 2013.

Este monto son casi cien millones menos de los que pensaba recaudar la Provincia a través de la carga impositiva al sector agropecuario. Previo a la reunión de este viernes, el gobierno planeaba pedir 400 millones de pesos. Sin embargo, los dirigentes rurales se opusieron y ofrecían 200 millones.

Finalmente, en la negociación de esta mañana acordaron que el sector inyecte a las arcas provinciales 310 millones de pesos por impuestos a lo largo del próximo año, a partir de subas progresiva de distintos gravámenes.

“No tengo más que agradecimientos para el sector del campo. Este aporte que hace hoy no sólo muestra la generosidad, sino el compromiso con el federalismo y la autonomía, que se ha visto afectada por la falta de pago del gobierno nacional”, declaró De la Sota en rueda de prensa.

Por otra parte, el gobernador aseguró que mantendrá los beneficios impositivos, que incluyen la rebaja del 30 por ciento en los impuestos, con un cinco por ciento adicional para quienes paguen las cuotas en término y 10 por ciento para los que abonen en un solo pago.

Además, anunció la creación de una Comisión especial “para que en noviembre presentemos juntos en la Legislatura un presupuesto rural”.

Del encuentro en el Centro Cívico cordobés participaron representantes de la Sociedad Rural, Coninagro, Cartez y la Federación Agraria. También estuvo presente el ministro de Agricultura, Néstor Scalerandi.

Deje un comentario