Desde el Club Alas Coloradas se declaró “duelo” hasta el 29 próximo y se suspendieron todas las actividades previstas. En tanto, se reverán las medidas de seguridad y acciones a adoptar en adelante

 Ucacha.- La laguna del Club Alas Coloradas permanecerá cerrada por duelo durante los próximos 15 días, en el transcurso de los cuales la comisión directiva analizará qué medidas se adoptarán en adelante para evitar que accidentes como el ocurrido el pasado domingo vuelvan a reiterarse.
Como se recordará, tras darse vuelta una balsa, un hombre y un niño de siete años fallecieron, mientras que otro pequeño de sólo tres años sufrió principio de ahogamiento y evoluciona favorablemente en el Hospital de Río Cuarto.Daniel Pipino, presidente del Club, en diálogo con PUNTAL dijo que lo ocurrido el fin de semana produjo un profundo dolor, y tras reunirse la comisión en la noche del lunes se decidió decretar el duelo hasta el 29 de octubre próximo. “Estamos muy consternados por lo ocurrido, y por ello decidimos cerrar el lugar. Posteriormente veremos qué medidas y acciones vamos a adoptar”.Es así que queda suspendido un campeonato de pesca que estaba anunciado para el domingo 28.

Precisó que es la primera vez que ocurre un incidente de estas características, señalando que siempre se adoptan todas las medidas de seguridad pertinente.

Habituales visitantes al lugar señalan que apenas se ingresa los encargados de la recepción exigen el uso del chaleco salvavidas, como principal medida. En el accidente del domingo, la policía seguía haciendo rastrillajes para determinar si este elemento había sido utilizado.

“Los que ingresan a la laguna lo hacen por un lugar habilitado y siempre cumpliendo con los requisitos que se exigen”, señaló. Asimismo, dijo que este espejo de agua no es peligroso ya que tiene una profundidad no mayor al metro y medio, y no existe una cantidad de juncos como para que pudieran atrapar ninguna embarcación.

Con respecto al accidente del domingo, se dijo que la balsa tiene una baranda de unos cincuenta centímetros, y si bien en el lugar en el que estaban la profundidad no era mayor al metro y medio, al darse vuelta la embarcación, el padre y su hijo de siete años -oriundos de Alcira Gigena- quedaron atrapados en una especie de corralito.

Consultado Pipino respecto a si este tipo de balsas están autorizadas a ingresar, dijo que una vez que pase el tiempo de duelo, recién darían las explicaciones pertinentes.

En esta laguna, ubicada a 17 kilómetros al sur de Ucacha, se hacen periódicamente campeonatos de pesca y es continuo la presencia de visitantes, particularmente los fines de semana.

Las responsabilidades

En las lagunas y embalses de toda la provincia rigen ciertas reglamentaciones y exigencias que impone el área de Seguridad Náutica de la Provincia, dependiente del Ministerio de Seguridad.

En la página oficial del Gobierno de Córdoba, y en el ítem referido a la Seguridad Náutica, hay  una serie de instructivos relacionados a conducción de embarcaciones, sus características y aspectos que deben contemplarse.

Entre éstos últimos, es que quien ingresa a navegar o pescar en cualquier espejo de agua debe contar con una licencia de conducir habilitante, tener la embarcación matriculada y guardar todas las medidas de seguridad necesarias. El cumplimiento de estos requisitos corre por cuenta de la entidad a cargo de la laguna o espacio navegable.

En el caso de Ucacha, es el Club Alas Coloradas el que tiene a su cargo la responsabilidad de constatar que se cumpla con todos estos requisitos, así como definir cuántas personas pueden subir a la balsa o embarcación que baja desde su cota.

En el caso de la balsa siniestrada el domingo, se observa una precariedad en su construcción, y se desconoce si contaría con alguna habilitación. Será la Justicia la que deberá ahora determinar responsabilidades y sanciones.

Deje un comentario