Ayer lunes 2 de abril un poco más de las 9.15 (hora prevista) se desarrolló el acto del 30 Aniversario de  la Gesta de Malvinas en el Teatro de Cultura.

Estuvieron presentes el intendente municipal, los secretarios y concejales; el legislador, Javier Pretto, los integrantes del Centro de Veteranos de Guerra Nuestra Señora de la Merced; el cura párroco, Ariel Príncipi, abanderados de todas las instituciones educativas de la ciudad, la banda municipal, miembros del Grupo Scaut y representantes de la policía de la Provincia y público en general.

La banda de música dirigida por el profesor, Carlos Fernández, tuvo a cargo la entonación del himno nacional argentino y, luego, el intendente con concejales izaron las banderas argentinas y la de la ciudad.

El cura párroco, Príncipi, entonó unas palabras referidas al heroísmo de estos veteranos y destacó el sufrimiento de las madres de aquellos soldados que, prometieron SU vida a cambio de la de SUS hijos, destacando, esto, como el amor más grande del mundo. Luego, procedió a la bendición. «Hoy quisiera darle gracias  a Dios por estos hermanos nuestros que tenemos la dicha de tenerlos aquí. Quiero rescatar un testimonio: el de muchas madres de ustedes. He escuchado algunas mamás en este año que estoy aquí y, la fe de ellas y el oír las palabras de esas madres, produjeron en mí un profundo respeto hacia ellas. Sus oraciones a Nuestra Madre de La Merced y al Cristo de la Buena Muerte de Reducción fueron inmensas… escuchar a sus madres contando lo que hicieron a tal punto de que, algunas mamás, que- obviamente queda en la reserva del corazón de Dios- llegaron a decirle a la Virgen de La Merced o al Cristo de la Buena Muerte: ‘yo te doy mi vida para que mi hijo vuelva vivo’… solamente el amor pude hacer eso. Nadie da la vida, dice Cristo, si no aquel que ama. Por eso, en este día tan caro para nuestros sentimientos que no es solamente por un pedazo de tierra, sino que es por un pedazo de nuestra identidad argentina y que no tenemos que dejar usarlo como caballito de batalla, sino como algo muy nuestro, que forma parte de nuestra vida… Hoy quiero agradecerle a la Virgen de la Merced, nuestra querida Madre de la Merced, desde su imagen bendita y milagrosa con sus 275 años de historia en nuestra ciudad que, así como escuchó el clamor de sus familiares y de las mamás especialmente, agradecerle a la Virgen por la vida de ustedes deseándoles un gran bendición y que, a través de la Virgen nos libre siempre de cualquier tipo de guerra… y, como decía el beato Juan Pablo Segundo, desde las ventana del vaticano ‘Yo sé lo que es la guerra, por eso, nunca más a la guerra porque eso trae destrucción de familias, de corazón de la vida’.

Tengo compañeros de curso de secundario que fueron a Malvinas y volvieron: muchos de ellos se pudieron recuperar; otros, sin embargo, siguen con terribles heridas en el alma, por eso, nos unimos  a la oración del beato Juan Pablo Segundo y agradezcamos la fe de las madres de los veteranos de guerra de nuestra ciudad”.

A continuación, se le dio entrada a María Macarena Del Canto, hija del presidente del Centro de Veteranos, quien leyó una emotiva carta dedicada a los ex combatientes, resaltó la idea de recordar siempre este hecho y dio matices personales en pos de la lucha de estos soldados. Finalizó con la frase: “… hoy tengo la suerte y el orgullo de llamar papá”.  Seguidamente leyó una carta de una familiar (Silvia) de estos protagonistas y mostró un connotativo dibujo realizado por su hijo.

La marcha a Malvinas continuó con la emoción del acto que cada espectador entonó al compás de la música.

Posteriormente, el legislador Pretto; el intendente Guaschino y los secretarios y concejales subieron al escenario para hacer entrega de las medallas representativas como insignias de este grupo. Intensos aplausos de fondo resonaron todo el tiempo en cada entrega. También el grupo Scout Nuestra Madre de la Merced hizo entrega de un presente para, luego, dar paso al discurso del intendente Fabio Hernán Guaschino.

Guaschino oró sobre el acto, el acontecimiento y la importancia de que estos soladados cuenten con una sede para ellos. “Entre el frío y la emoción, la garganta no da para mucho”, resaltó… En cuanto a la sede de estos ex combatientes dijo: “para que nuestros héroes puedan tener un lugar dónde estar, dónde contar sus historias, y para que nosotros podamos ser partícipes de las historias y de los días que vivieron”…

El ejecutivo hizo referencias y ofreció a los veteranos de guerra todo lo qye requieran del municipio, como así también agradecié a todos las instituciones y al público que asisitió al acto de homenaje. También Guaschino dijo que se seguirá con la obra de construcción del Sum en el predio de los veteranos para poder ofrecerlo a instituciones y que sea el lugar de reunión de ellos.

Finalmente, la Academia de Folclore “La Atardecida” interpretó tres temas musiclaes en el marco del un cuadro del norte.

Así, La Carlota homenajeó a sus ex combatientes como todos los años. con muchos recuerdos y emociones. Resta agregar que algunos veteranos no pudieron estar presentes, por lo que, sus familiares  recibieron el reocordatorio.

A las 21 horas, con entrada libre y gratuita se llevó a cabo la proyección de la película: “”El Silencio después de las Bombas”.

Deje un comentario