Paulo Valentim y Amadeo Carrizo en un gesto cordial para los fotógrafos de El Gráfico. El delantero, al son de «Tim, Tim, gol de Valentim», entonado porLa Doce, tenía de hijo al genial arquero de River Plate. Un clásico de la década del 60.

Deje un comentario