Las últimas lluvias fueron escasas para brindar seguridad a los cultivos. La soja comienza a correr con condiciones estacionales adversas.

Los técnicos del Inta Río Cuarto iniciaron una serie de charlas con productores de la zona para advertir que el tiempo para pensar en resembrar lotes perdidos o para implantar en aquellos que quedaron pendientes por falta de humedad en el perfil, ya pasó.

De esta manera en Río Cuarto queda definido que aquellos cultivos perdidos son irrecuperables con nuevas alternativas de verano.

José Marcelino, titular del organismo nacional en la ciudad, destacó que “las lluvias ocurridas esta semana no inciden en nada en los campos de la zona porque prácticamente el agua caída fue insignificante. Lo de verano se fue, está perdido”, remarcó el ingeniero agrónomo.

Marcelino hizo hincapié así especialmente a los maíces de primera sembrados en octubre y noviembre, cuando los productores recibieron un importante milimetraje en los campos. Luego, La Niña profundizó su preponderancia y llegó un tramo de sequía que cubrió diciembre y la primera semana de enero. Allí, la demanda de los cultivos es máxima porque comienzan a transitar la floración, un estadío clave que determina los rindes. Sin agua, muchos se perdieron y el resto tiene perspectivas de rindes muy por debajo de los del año pasado.

“Hay que pensar en los forrajes en aquellos casos que los productores hagan ganadería y en especial en el caso de los tambos. Se puede pensar en que tener un recurso forrajero bien hecho si lloviera o mal si la lluvia sigue sin presentarse”, explicó Marcelino.

A la par, en las charlas que ayer comenzaron en Ucacha, el especialista sugirió pensar ya en los cultivos de invierno: trigo o garbanzo.

Marcelino explicó que “la soja ya tiene una mala combinación a partir de ahora de radiación y temperatura por más que comience a llover. Además, quien siembre ahora se expone al riesgo de que el cultivo sea alcanzado por las heladas tempranas”, indicó.

Con ese panorama, aquellos que pensaban en volver a insistir con una siembra de verano para intentar llegar a la cosecha con chances, deberían dejarlo de lado. Las posibilidades de lograr rindes que aporten márgenes de utilidad son casi nulas a esta altura del año. Las opciones se agotaron con las lluvias de la semana pasada, que resultaron escasas para el departamento Río Cuarto.

Incluso las registradas ayer, durante la madrugada, tampoco alcanzaron. El punto más alto de lluvias se registró en Holmberg con 30 milímetros. Luego, lejos, se encuentra Washington y Mackenna con 18 milímetros. En Río Cuarto, apenas fueron 2 milímetros.

En el departamento Roque Sáenz Peña, el pico fue San Joaquín, con 30 y el mínimo, Laboulaye con 2. Por su parte, en Juárez Celman, Huanchilla sumó 10 milímetros. En el departamento Roca, Huidobro alcanzó los 25.

Advierten sobre “daños irreversibles” en el maíz

El Instituto del Clima y Agua del INTA Castelar presentó un estudio sobre las condiciones y  perspectivas climáticas para cada cultivo y región de la  Argentina, en el marco de la intensa sequía que afecta a la zona agrícola nacional, y reconoció «daños irreversibles» en el  maíz.

El organismo aseguró que fue una semana marcada por un  importante evento de precipitación que muy variablemente brindó  alivio a la sequía instalada en al región.
«Tal como estaba previsto, las lluvias registradas entre el 9 y el 12 de enero, cubrieron amplias áreas del centro y norte de país, llevando alivio a buena parte de las producciones en marcha acorde a la cantidad de precipitación recibida», sostuvo el  informe.

La falta de agua o registros muy escasos durante todo diciembre y hasta el 8 de enero y los altos niveles térmicos, ocasionaron en muchos casos daños irreversibles a cultivos de maíz de siembra temprana, reconocieron los técnicos.

Esta repartición del INTA también admitió daños «aunque en  menor grado, a las sojas y otros granos de verano, además de  haberse visto sumamente afectada la oferta forrajera en general».

«Si bien en la ocasión se consignan guarismos mínimos del orden de los 5-10 milímetros, gran parte de los registros que rondaron los 40-70 milímetros, y algunos también sobrepasaron los 100 milímetros», sostiene el estudio. Señala que «el área de inestabilidad se fue desplazando hacia el NE, aunque no beneficiando a la provincia de Misiones que sufre un importante déficit hídrico durante las últimas semanas».  «En la semana se consolidaron las condiciones de estabilidad, con temperatura en ascenso y muy buen heliofanía», se aclaró.

Al consignar la evolución semanal de los cultivos y su descripción regional, se consideró prácticamente finalizada  recolección del trigo del ciclo 2011/2012, con una producción que se continúa cuantificando y aumentando respecto a previsiones tempranas.

Situó al rendimiento medio para el grano en el orden de los 31-32 quintales por hectárea.

Está finalizada la cosecha en todo el país de cebada y se estimó una producción récord por encima de los 3,3 millones de toneladas.

Respecto del maíz, «descontando la severa afectación de buena parte de los maíces tempranos y muchas áreas tienen una caracterización de estado regular a malo del cultivo, que todavía con las lluvias recientes no se podrán recuperar».

«Aún quedaría por sembrar cerca de un 10% de la superficie prevista para este grano y su evolución tiene una fuerte dependencia en las próximas precipitaciones esperadas», explicó el análisis.

Con relación a la soja, las lluvias también favorecieron a gran parte de la superficie destinada a este cultivo.  Varias zonas se vieron aliviadas con la llegada de moderados a abundantes milimetrajes, pero otras como la que corresponde a la franja sur de la provincia de Córdoba quedaron al margen del beneficio, las implantaciones siguen muy sufridas, con lotes sin poderse sembrar aún.

«De todas maneras, y si bien el plazo se va acortando, los pronósticos de nuevas lluvias, podrán mostrar el buen potencial de recuperación que caracteriza a esta oleaginosa», aclararon los especialistas.

Las lluvias del miércoles


Departamento Río Cuarto

Río Cuarto: 01 mm
Sampacho: 02 mm
Chaján: 02 mm
Suco: 01 mm
Carolina el Potosí: 01 mm
Coronel Moldes: 16 mm
Vicuña Mackenna: 18 mm
La Cautiva: 14 mm
Washington: 18 mm
Tosquita: 16 mm
Holmberg: 30 mm
Las Higueras: 05 mm
Las Acequias: 03 mm
Adelia María: 03 mm
Monte de los Gauchos: 03 mm
San Basilio: 03 mm
Malena: 03 mm
Las Vertientes: 03 mm
Bulnes: 14 mm
Chucul: 03 mm

Departamento Roque S. Peña

Laboulaye: 02 mm
General Levalle: 04 mm
La Cesira: 02 mm
Serrano: 17 mm
Melo: 05 mm
Rosales: 05 mm
San Joaquín: 30 mm
Río Bamba: 05 mm

Departamento Juárez Celman

La Carlota: 02 mm
Alejandro Roca: 02mm
Huanchilla: 10 mm
Charras: 03 mm

Departamento General Roca

Huica Renancó: 15 mm
Villa Huidobro: 25 mm
Jovita: 12 mm
Del Campillo: 18 mm

Deje un comentario