A pesar de la llegada del agua, desde el Inta advirtieron que los niveles registrados están lejos de lo esperado en el departamento.

De acuer­do con los pri­me­ros in­for­mes ofi­cia­les la llu­via re­gis­tra­da en las úl­ti­mas ho­ras re­sul­tó in­su­fi­cien­te en gran par­te del sur de la pro­vin­cia de Cór­do­ba.

Con al­gu­nas ex­cep­cio­nes, la pre­ci­pi­ta­ción ha si­do es­ca­sa y no lle­gó a cu­brir las ex­pec­ta­ti­vas de los pro­duc­to­res que aguar­da­ban con an­sias el fe­nó­me­no me­teo­ro­ló­gi­co.

La de­le­ga­ción lo­cal del Inta con­fir­mó que la zo­na sur y oes­te del de­par­ta­men­to Río Cuar­to si­gue te­nien­do las mis­mas com­pli­ca­cio­nes en cuan­to a la hu­me­dad, por­que el agua caí­da no per­mi­tió re­ver­tir la si­tua­ción crí­ti­ca de los sue­los.

El ti­tu­lar re­gio­nal del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Tec­no­lo­gía Agro­pe­cua­ria, Jo­sé Mar­ce­li­no, di­jo a PUN­TAL que has­ta el mo­men­to só­lo se ha lo­gra­do ba­jar la tem­pe­ra­tu­ra y ami­no­rar el ca­lor so­fo­can­te, pe­ro que el pro­ble­ma de fon­do no ha cam­bia­do. Al mis­mo tiem­po in­di­có que se es­ti­ra la si­tua­ción de es­pe­ra de nue­vas pre­ci­pi­ta­cio­nes por­que los cul­ti­vos que es­tán en cri­sis no su­frie­ron va­ria­cio­nes im­por­tan­tes.



-¿No hay pers­pec­ti­vas de me­jo­ras en los cam­pos?

-No. La llu­via ha si­do po­co ge­ne­ro­sa en ge­ne­ral. Al­gu­nas zo­nas es­ca­pan a es­ta re­gla, pe­ro son las me­nos. Es­tu­vi­mos re­co­rrien­do y no se ven char­cos por nin­gún la­do. Don­de ha llo­vi­do me­nos de 30 mi­lí­me­tros, la pe­ne­tra­ción del agua ha si­do de muy po­cos cen­tí­me­tros.

-¿Qué sec­to­res del sur han te­ni­do me­jo­res re­gis­tros?

-La zo­na de Olae­ta, Ca­bre­ra y La Car­lo­ta, en el es­te; la zo­na de La­bou­la­ye y la Ce­si­ra, en el sur, tam­bién la par­te que com­pren­de a la lo­ca­li­dad de Ca­nals. Allí ha llo­vi­do me­jor, pe­ro en el res­to don­de no fue es­ca­sa, fue jus­ta. Es de­cir, don­de ca­ye­ron me­nos de 30 mi­lí­me­tros, el agua no al­can­za a pe­ne­trar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te. Aquí qui­zás in­ten­ten sem­brar al­go pe­ro sa­ben que es muy com­pli­ca­do por­que cuan­do la plan­ti­ta emer­ja, la raíz va a es­tar en zo­na de se­quía, con lo cual el ries­go es al­to.

-¿Se ha es­ti­ma­do el por­cen­ta­je de pro­duc­to­res que es­pe­ra­ban re­sem­brar de acuer­do con lo que su­ce­die­ra es­ta se­ma­na?

-Un 60 por cien­to de agro­pe­cua­rios te­nía al­gu­na po­si­bi­li­dad de siem­bra o re­siem­bra en el ca­so de que el agua caí­da su­pe­ra­ra los 30 mi­lí­me­tros, ese era el pa­rá­me­tro mí­ni­mo. De to­das for­mas se­gu­ra­men­te, an­te la de­ses­pe­ra­ción, lo van a in­ten­tar igual pa­ra evi­tar que las pér­di­das sean to­ta­les.

-To­dos los da­tos in­di­can que el maíz es el cul­ti­vo más afec­ta­do, ¿qué pa­sa con la so­ja?

-Efec­ti­va­men­te el maíz es el que es­tá prác­ti­ca­men­te per­di­do en mu­chos lo­tes del sur. En el ca­so de la so­ja que es­tá sem­bra­da, con es­ta llu­via pue­de ti­rar un tiem­po más. Pen­sa­mos que tie­nen más opor­tu­ni­da­des de so­bre­vi­vir de ca­ra a una pró­xi­ma llu­via que oja­lá sea pron­to. Jus­ta­men­te vi­mos que al­gu­nos pro­duc­to­res a pe­sar de la es­ca­sez de agua han sa­li­do a tra­ba­jar lo mis­mo. El ob­je­ti­vo es ami­no­rar el efec­to ne­ga­ti­vo so­bre lo que se ha sem­bra­do, pa­ra que el im­pac­to eco­nó­mi­co sea el mí­ni­mo po­si­ble.

A to­do es­to es im­por­tan­te des­ta­car que la so­ja de­man­da en­tre 4 y 8 mi­lí­me­tros dia­rios de agua de acuer­do al día. Cuan­do más ca­lor ha­ce o más vien­to hay, ma­yor se­rá esa exi­gen­cia de hu­me­dad. Mien­tras tan­to, en el ca­so del maíz, se ne­ce­si­ta más agua. Se­gún es­tu­dios, la va­ria­ción que ha­ce es de 7 a 10 mi­lí­me­tros a lo lar­go de un ci­clo de 30 días.

Por último, sólo un 40 por ciento de la zona núcleo agrícola, norte de Buenos Aires, sur de Santa Fe y sureste de Córdoba, recibió lluvias superiores a 40 milímetros, mientras que se necesitaban entre 100 y 150 milímetros para revertir los daños causados por el déficit hídrico.

Expectativas por nuevas tormentas

An­te un pro­nós­ti­co que no anun­cia pre­ci­pi­ta­cio­nes pa­ra los pró­xi­mos días en la zo­na sur de Cór­do­ba, la es­pe­ran­za se re­nue­va de ca­ra a la se­ma­na que vie­ne.

Según Jo­sé Mar­ce­li­no, el Inta Cas­te­lar -don­de se en­cuen­tra el sis­te­ma de me­di­ción de agrome­teo­ro­lo­gía- es­ti­ma pa­ra esa fe­cha un fren­te to­rmen­to­so que trae­ría llu­vias.

De acuer­do con es­ta pers­pec­ti­va, si en­tre el 15 y el 20 de es­te mes llue­ve, se pue­de pen­sar en una siem­bra tar­día de so­ja y maíz. Posteriormente al 20 de ene­ro, no se re­co­mien­da sem­brar de­bi­do a que no se lle­ga­ría a res­pe­tar el ci­clo mí­ni­mo por la lle­ga­da de he­la­das, cu­ya fe­cha pro­me­dio de ini­cio es­tá en­tre el 20 y el 25 de ma­yo en Río Cuar­to y su gran re­gión. An­te es­ta al­ter­na­ti­va y si se man­tie­ne la hu­me­dad ne­ce­sa­ria, no es im­po­si­ble lo­grar una co­se­cha de ti­po re­gu­lar que pue­da evi­tar un pa­no­ra­ma ne­gro.

Deje un comentario