Ante la gran cantidad de motos que se acumulan en depósitos y el patio del Departamento de Tránsito local, tras haber sido secuestradas, el gobierno local podría retomar una idea propuesta en los últimos meses por la anterior gestión, consistente en rematar los vehículos cuyos propietarios no van a retirar.

Según se indicó, ya no queda espacio donde ubicar las motocicletas de distinta cilindrada que han sido retenidas por carecer de documentación, o por haber cometido alguna infracción.

Sólo en el patio de la comisaría carlotense hay más de 100 unidades, y lo mismo ocurre en dependencias de Tránsito, donde algunas están allí hace ya varios años.

Otros municipios han aplicado una medida similar, y lo que se procura en La Carlota es realizarlo previa revisión de los requisitos legales que se deban cumplimentar.

La idea surgió durante la gestión del ex intendente Javier Pretto, y el actual mandatario, Fabio Guaschino, tiene conocimiento de la misma, por lo que se estima se continuará profundizando en esta posibilidad, más aún teniendo en cuenta que José López, quien se desempeñara como juez de Faltas, es hoy parte de la nueva gestión municipal como secretario de Gobierno.

Sin casco

Por otra parte, las actuales autoridades también deben afrontar otra problemática relacionada a las motos, referida a la circulación de los conductores sin el correspondiente uso del casco protector.

A pesar de la campaña de concientización, más del 80% de los motociclistas hace caso omiso a la reglamentación vigente.

Los inspectores aseguran que a pesar de las advertencias los motociclistas lo llevan colgado del brazo, y de ocurrir un accidente terminan con heridas graves.

Es así que las autoridades han determinado que ante la falta de casco, los inspectores harán actas de oficio que luego serán elevadas al Juzgado de Faltas, el que aplicará las sanciones pertinentes, que podrían llegar a la retención del vehículo.

Deje un comentario