El Ersep autorizó el aumento que había reclamado la empresa estatal. Un 15 por ciento aplicará desde el 1º de diciembre. El porcentaje restante se instrumentará desde marzo de 2012. Fuertes críticas del Frente Cívico
 Epec quedó habilitado ayer para aumentar un 28 por ciento la electricidad. El Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) determinó que había motivos para permitir que la empresa provincial retocara una vez más la tarifa y cubriera -ése fue el argumento- los costos de la inflación. Según la resolución, el aumento es retroactivo al 1º de diciembre, por lo que todos los cedulones que llegarán de ahora en más tendrán el incremento.
Sin embargo, el 28 por ciento de reajuste no se aplicará de una sola vez. Desde este mes, el incremento es del 15 por ciento y otro 10,5 por ciento se instrumentará en marzo. Como es acumulativo, el impacto que recibirán los usuarios finalmente no será del 25,5 por ciento sino que se elevará hasta el 28.

El vocero del Ersep, Nicolás Barbera, indicó que las razones que motivaron la autorización para la suba es que la empresa provincial no actualizó sus tarifas en el último año y, por lo tanto, era necesario darle un incremento para que pudiera afrontar sus costos. Indicó que el último incremento tarifario que había tenido Epec había incluido los costos hasta noviembre de 2012. “Es decir, hubo un año en el cual hubo un proceso inflacionario que todos conocen y en el que los principales componentes de costos de Epec se incrementaron: salarios, insumos y las obras que se están ejecutando. Entonces, la petición de la empresa fue incrementar la tarifa para poder seguir prestando el servicio de distribución y haciendo obras”, señaló el funcionario del Ersep.

Por su parte, el vocal del Frente Cívico en el Ente Regulador criticó con dureza la decisión de aprobar la suba. “Desde el Frente Cívico -acompañado por el voto de la UCR- rechazamos el aumento en las tarifas debido a que no se trata de compensar mayores costos de la empresa por efecto de la inflación sino que es un requerimiento de ingresos necesario para cubrir el descalabro financiero provocado por el financiamiento de la Central de Pilar, que debe pagar más de 66 millones de dólares -a la feProxy-Connection: keep-alive Cache-Control: max-age=0 a aproximadamente 283 millones en concepto de intereses anuales con vencimiento a partir del 2012”, planteó el vocal opositor.

Y agregó que la postura también se basó en que todavía no se conoce cuál será el impacto final que tendrá la quita de subsidios nacionales en las tarifas que recibirán los cordobeses. También queda latente la amenaza del gobierno nacional de eliminar los subsidios a la compra de energía que recibe Córdoba si se aplicaban aumentos.

“Hace un año, cuando planteamos lo que iba a suceder con Epec, el por entonces presidente de la empresa, Daniel Bonetto, decía sin siquiera sonrojarse que con la Central Pilar Epec iba a ganar plata, y con esa plata le iba a pagar a la Anses.
Hubiese sido bueno para los cordobeses que Bonetto tuviera razón pero hoy ha quedado claro que la empresa se encuentra en un virtual default. De la Sota y Schiaretti fundieron a la Epec”, manifestó Quinteros.

Hugo Testa

El ministro de Obras y Servicios Públicos, Hugo Testa, aseguró que la decisión final de la aplicación de la suba será finalmente del gobierno.

El agua aumentará el 14% en el 2012

Con los cedulones de agua y cloacas de 2012, los riocuartenses no solamente recibirán un aumento del 10 por ciento por la sobretasa con la que se conformará el Fondo Social sino que, además, tendrán que afrontar una suba en la tarifa propia del Emos que se ubicará en el 4 por ciento.

Así lo señalaron desde el ente municipal de obras sanitarias, que fue habilitado por el Concejo Deliberante a aplicar una fórmula polinómica cada tres meses para ir financiando la suba de costos que se produce en una economía inflacionaria.
El ente le acaba de comunicar al Ejecutivo que con los cedulones de enero aplicará un incremento del 4 por ciento.

En el caso de que sean cifras de bajo impacto -como en este caso-, el Emos tiene la facultad de no pedir la autorización del Concejo Deliberante sino aplicar directamente el resultado de la fórmula polinómica.

La tarifa de agua y cloacas es la segunda que quedó atada a una fórmula polinómica que permite una actualización habitual de los cedulones que recibe la gente. La primera fue la del servicio de higiene urbana, por el que la Municipalidad considera un grupo de ítems de costos para determinar cuánto le paga a la empresa Cotreco. Por los incrementos de salarios y de insumos principalmente, la empresa de recolección de residuos tiene aumentos del canon de 100 mil pesos mensuales.

En el caso del Emos, la aplicación es más delicada porque el impacto se siente directamente en los hogares. Al terminar el primer semestre, el ente municipal ya había consumido más del presupuesto de todo el año.

2 Comments

Deje un comentario