Un rayo o centella produjo la salida de serivicios de la sub estación de EPEC que se encuentra en el ingreso de la localidad de Canals en la ruta 8 y provincial 3.

El viernes por la tarde se azotó una fuerte tormenta eléctrica, pero nadie en el pueblo imaginó que podría afectar tanto al pueblo.

La caída destruyó en su totalidad a la sub estación, dejando sin energía a la ciudad durante toda la noche. Al llegarse personal de la cooperativa, comprobaron que los destrozos fueron grandes y nada de lo que allí se encontraba servía «todo estaba fulminado, todo quemado, hasta la  imagen de la Virgen que hay en el lugar fue cubierta por el humo… no sirve nada” dijeron a personal de FM Estrella algunos vecinos que se acercaron al lugar.

“Si hubiera habido algún  empleado, hubiera sido terrible”, acotaron. Se estima que la puesta en marcha de la sub estación tardaría unos tres meses en reponerse ya que nada de lo que hay allí sirve. “Por ahora estamos con un equipo portátil, que es móvil y esto nos ha dado la energía, pero no es suficiente… hemos pedio ayuda  a la Nación y, posiblemente, haya que hacer todo nuevo”, dijeron a este medio.

Fuentes extraoficiales agregaron que la inversión que deberá hacer EPEC es de varios millones de pesos porque nada sirve y se estudia construir otro edificio y, allí, instalar nuevos equipos.

Por el momento Canals se está abasteciendo con un equipo de energía móvil con muchas dificultades y, por estas horas, personal de Cooperativa y de EPEC trabajan en busca de la solución definitiva.

Deje un comentario