Los restos del ex presidente Néstor Kirchner  fueron trasladados el jueves a la mañana al mausoleo construido en su honor en el cementerio de Río Gallegos, en una ceremonia íntima de la que participaron la jefa de Estado, familiares y funcionarios, a un año de su fallecimiento.

Militantes de la agrupación juvenil La Cámpora y de la organización social Tupac Amarú, con su líder jujeña Milagros Sala a la cabeza, y trabajadores de UPCN Santa Cruz acompañaron el acto solemne puertas afueras del cementerio de la capital santacruceña con cánticos en recuerdo del ex mandatario.

Acto íntimo. La ceremonia de traslado de los restos del ex presidente desde el panteón familiar al mausoleo financiado por el empresario kirchnerista Lázaro Báez se prolongó dos horas y la Presidenta estuvo acompañada por sus hijos, Máximo y Florencia, y su madre, Ofelia Wilhelm.

 Desde las 14 del jueves, el mausoleo estará habilitado para el público, aunque un comunicado de la secretaría general de la Presidencia advirtió que no se podrá ingresar con cámaras o filmadoras.

Pudieron acceder al homenaje «íntimo y privado» el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; los secretarios de Legal y Técnica, Carlos Zannini, de Comunicación Social, Juan Manuel Abal Medina, de Inteligencia, Héctor Icazuriaga, y de la Presidencia, Oscar Parrilli; los ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y de Planificación, Julio De Vido; y los integrantes de La Cámpora, Andrés Larroque y Juan Cabandié, entre otros.

También el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, que definió como «emotiva» a la ceremonia, y afirmó que «realmente se merecía» Kirchner el homenaje realizado.

Emotivo acto. «Estamos muy emocionados de poder estar hoy acá, acompañando a la familia y a todos los amigos de Néstor. Fue el mejor dirigente que tuvo el país, junto con Perón. Fue realmente un patriota», sentenció Ishii, al salir del cementerio de Río Gallegos.

Los periodistas estuvieron alejados del lugar de la ceremonia por un vallado, y además dos camionetas Traffic obstaculizaron la visión del mausoleo, de once metros de altura, que cuenta con un pabellón nacional.

Cristina Fernández había llegado anoche a la capital santacruceña, junto a sus hijos, donde permanecerá hasta el domingo, antes de regresar a la Capital Federal. No se indicó si asistirá esta tarde al descubrimiento de un monumento a Kirchner en el centro de Río Gallegos.

Milagros Sala. Antes de la ceremonia, la líder de la agrupación social Tupac Amaru, Milagros Sala, dijo que «Néstor Kirchner está presente en la militancia».

«Humildemente estamos acá. Somos respetuosos de la familia, venimos solamente a acompañar», declaró Sala.

La dirigente social relató una de las anécdotas de sus encuentros con el fallecimiento ex mandatario: «Cuando nos invitaron a Olivos para hablar del país, me di vuelta y ví que había un cuadro de Tupac Amaru. ¿Y eso?, pregunté. Me respondió que los pueblos originarios también estaban en su gobierno».

A muchos kilómetros de la ceremonia de inauguración del mausoleo, militantes y admiradores de Néstor Kirchner dejaron flores, banderas, fotos y mensajes en las rejas perimetrales de la Casa Rosada, en la Capital Federal.

One Comment

Deje un comentario