El miércoles por la noche, en la sesión del Concejo Deliberante, estuvieron presentes representantes de la empresa Coata S.A. El motivo de sus presencias se debió al Proyecto de Resolución que manifiesta la prohibición de estacionar los colectivos en la playa de la Terminal de Ómnibus en horarios no habituales. Los representantes explicaron por qué, para ellos, es necesario dejar estacionados los micros allí y argumentaron que La Carlota es la única ciudad del interior que impide esto. En la oportunidad también manifestaron las incomodidades que les provocan las nuevas normas de Tránsito con respecto al ingreso y la salida de los coches.

Los concejales, después de escucharlos atentamente, decidieron que dicha empresa deberá comunicar sus reclamos al Área de Tránsito de la Secretaría de Gobierno. Además, los concejales aprovecharon la oportunidad para referir sobre las condiciones de los colectivos, condiciones que son expresión de quejas casi diarias de los pasajeros. Algunos concejales enfatizaron el servicio, como la Presidenta Silvia Grossi, pero reconoció que los reclamos son fuertes; otros, sin embargo, manifestaron fuertes inquietudes sobre el mal servicio.

En lo que respecta a las nuevas medidas implementadas respecto del ordenamiento vehicular, desde la Secretaría de Gobierno se propuso un nuevo esquema de entrada y salida de ómnibus de la Terminal:  los de transporte de pasajeros  ingresarán por la calle José B. Lagos, girarán a la izquierda en calle Pablo Guzmán y estacionarán en las plataformas que correspondan.

La salida será, desde las plataformas hacia el norte. Los vehículos que se dirijan al sur de la Provincia deberán circular desde la Terminal por la calle Avenida Sabattini e ingresar a la rotonda de la Avenida Irigoyen  y Sabattini para acceder, desde allí, a la Avenida Irigoyen.

Deje un comentario