El miércoles se realizo la inauguración del Aeropuerto en Villa María. Las condiciones climáticas impidieron la llegada de Cristina que participó del acto por videoconferencia

 La ceremonia no fue la que esperaba la multitud que llegó, desde diversos puntos de la ciudad y la provincia, para demostrar su afecto a la mandataria nacional.

 Cuando la pantalla gigante mostró la imagen de la presidenta Cristina de Kirchner en la Casa Rosada, los aplausos y los cánticos invadieron las sombras de una tarde que a esa altura se había convertido en una jornada demasiado larga para la multitud que llegó al Aeropuerto local, desde diversos puntos de la ciudad y la provincia, con una finalidad: ver, tocar y demostrar su afecto a la presidenta de la Nación.

Pero, el programa previsto sufrió cambios, Cristina no pudo viajar a Villa María y la videoconferencia fue la modalidad utilizada para la inauguración del Aeropuerto Regional “Néstor Kirchner”.

La cinta la cortó el gobernador Juan Schiaretti y el intendente Eduardo Accastello, acompañados por el titular de Vialidad Nacional Nelson Periotti, la diputada Nora Bedano y el representante de Electroingeniería Osvaldo Acosta.

En la carpa montada en el aeroparque, ubicado camino a Las Mojarras, estuvieron ministros provinciales, legisladores nacionales y provinciales, intendentes, numerosos funcionarios, representantes de instituciones.

No obstante, el protocolo era apenas una anécdota formal, la gente esperaba a Cristina. Y la pantalla la mostró junto a los ministros Amado Boudou, Julio De Vido, Florencio Randazzo y el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli.

“Me hubiera gustado estar, tendría que haber estado allí”, dijo ella con una sonrisa y su nombre fue coreado por los presentes.

A esta altura, las agujas del reloj habían cruzado la barrera de las 19 y muchos se habían ido del lugar, al enterarse que la presidenta no iba a estar presente “por razones climáticas adversas”.

Un anuncio que hizo el propio Accastello pasadas las 18 y que generó la desilusión de la mayoría de las personas que desde las 15 se había concentrado en el lugar por Cristina.

Las banderas de los que se quedaron desplegadas frente a la pantalla, los redoblantes y las voces de la militancia fueron el escenario que Cristina pudo ver (virtualmente) desde el Salón de las Mujeres.

La primera conexión la hizo con Villa María.

“Hoy es un día absolutamente cordobés”, dijo CFK remarcando que a través de la videoconferencia dejaría inauguradas obras en Villa María, Villa Dolores y Etruria.

Con un breve mensaje felicitó a toda la comunidad y resaltó la importancia del Aeropuerto que requirió una inversión de treinta y dos millones aportados por la Nación.

Luego habló Schiaretti, y algunos silbidos surgieron de los grupos de la juventud kirchnerista.

El gobernador le agradeció a la presidenta por las obras que la Nación financia en Córdoba y le habló del llamado a licitación para ampliar el canal de Los Molinos.

Seguidamente, Accastello le dio las gracias y recordó a Néstor Kirchner remarcando que fue clave para la concreción del Aeropuerto local.

El jefe del Ejecutivo de la ciudad expresó que en la placa dedicada a Néstor está la frase: “Cuando la polea de la juventud se pone en marcha el cambio es inevitable”.

En segundo término, la presidenta se conectó con Villa Dolores, donde fue inaugurado el nuevo Palacio Municipal.

“La concertación no fracasó”

Precisamente, al intendente del lugar de extracción radical Juan Pereyra le dedicó palabras de fuerte contenido político.

Con un tono cálido le agradeció el apoyo que le brindó al Gobierno nacional en los momentos más difíciles y lo definió como un ejemplo de la concertación.

«La concertación no fracasó, fracasaron algunos, pero no la idea de poder hacer cosas juntos», señaló la mandataria nacional dándose el lujo de llamarlo “compañero”.

Pereyra tomó la palabra para expresarle su apoyo y le pidió que “nos acompañe cuatro años más”.

“La memoria y la inteligencia la vamos a demostrar el 23 de octubre”, precisó. Junto a Pereyra estuvo el titular del Ejecutivo de Córdoba capital, Daniel Giacomino.

El último contacto de la videoconferencia desde la Rosada fue con la localidad de Etruria. La inauguración de la obra de desagües pluviales fue el disparador del diálogo entre Cristina y el intendente de dicha localidad Héctor Baravalle.

En la misma sintonía que los otros jefes comunales, Baravalle le dio las gracias por las obras que fueron posibles a través del financiamiento nacional. “Obras soñadas pero casi imposibles”, precisó.

En la oportunidad, también habló la vecina Mirta Eandi. Fue el final de una jornada que empezó pasadas las 15 con la actuación de Víctor Heredia.

Deje un comentario