Prometen jubilaciones y solucionar trámites previsionales a cambio de dinero. No cumplen con lo prometido y desaparecen sin posibilidad de ser localizados.

 ANSES recuerda a sus beneficiarios que todos los trámites son gratuitos, por lo que no se debe pagar por ninguna prestación o servicio. Tampoco es necesario contratar gestores ni intermediarios.

 Cientos de personas en todo el país son víctimas, en forma periódica, del accionar de los falsos gestores. Se trata de gente que ofrece efectuar diversos trámites relacionados con la Seguridad Social: jubilaciones, pensiones, asignaciones familiares y varios más, cobrando dinero por ello pero sin cumplir con lo pactado.

 Los falsos gestores suelen prometer el acceso a jubilaciones a las personas aunque les falten requisitos (edad y aportes), así como reajustes automáticos a quienes ya están jubilados en un plazo bastante breve de tiempo (45 a 60 días). En general, estos gestores (que muchas veces utilizan una identidad falsa) no cumplen con los requisitos necesarios para realizar trámites ante ANSES y exigen un pago adelantado de entre $200 a $500 aproximadamente para efectuarlos y, luego de un tiempo, desaparecen sin posibilidad de ser localizados.

 El director ejecutivo de ANSES, Diego Bossio, explicó que “desde el organismo difundimos permanentemente medidas de prevención para proteger a los adultos mayores”. Y agregó: “No queremos que nuestros beneficiarios caigan en las trampas de inescrupulosos, que son capaces de robarles no sólo dinero, sino también las esperanzas a quienes confían en ellos”.

 ANSES recuerda que, para poder acceder a una jubilación, es necesario contar con el requisito de edad (60 años las mujeres y 65 años los hombres) y los 30 años de aportes, excepto aquellas personas que hayan prestado servicios insalubres o dentro de regímenes especiales que reduzcan los límites exigidos por la ley para la edad y/o los servicios.

 Si bien los trámites son personales, aquellas personas imposibilitadas de movilizarse o que por otro motivo no puedan concurrir a las oficinas de ANSES, tienen la posibilidad de contratar un abogado de matrícula, inscripto ante el organismo. Otras personas autorizadas son los “gestores de comunidad” que representan a los sindicatos y no pueden cobrar honorarios. Estos últimos no pueden patrocinar a los beneficiarios, ni firmar nada, sólo ayudarlos a ordenar la documentación.

 Recomendaciones para los beneficiarios

  • No dejarse impresionar por la papelería que exhiba el falso gestor: con los medios tecnológicos actuales se pueden armar fácilmente formularios, recibos y tarjetas personales con diversos cargos y logos de diferentes instituciones públicas.
  • Nunca dar dinero por anticipado.
  • Tener especial cuidado con aquellas personas que sostienen tener influencias políticas o conocer funcionarios para agilizar los trámites previsionales.
  • Ante cualquier duda, acudir a la oficina de ANSES más cercana o llamar al teléfono gratuito 130.

 IMPORTANTE: ANSES sólo envía personal a los hogares de los beneficiarios en casos muy puntuales, por lo que se recomienda exigir al empleado la identificación correspondiente, sin hacerlo ingresar al domicilio. Una vez solicitada la credencial, podrá comunicarse telefónicamente al número 130 para poder verificar su identidad.

 ANSES difunde permanentemente estas medidas de prevención mediante el programa de prevención de ilícitos contra la tercera edad “Cuidemos a Nuestros Abuelos”. Si un centro de jubilados se encuentra interesado en participar de una charla informativa, debe comunicarse con la Gerencia de Investigaciones Especiales, al teléfono (011) 4015- 3182.

 Cómo realizar una denuncia

 Las denuncias pueden hacerse por escrito a Paraná Nº 451, 10º piso contrafrente, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, C.P. C1017AAI. Asimismo, en forma personalizada, concurriendo a esa sede o, si la persona reside en el interior, acercándose a la oficina de ANSES más cercana al domicilio, de lunes a viernes. También se pueden efectuar vía correo electrónico, a la dirección [email protected], o llamando al número gratuito 130, opción 3.

Deje un comentario