La Caja de Jubilaciones de la Provincia de Cördoba acortó el trámite de las pensiones a un mes.

• La mayor parte de las prestaciones que otorga la Caja se integran por jubilaciones, cuyo objetivo es sustituir los ingresos que el empleado percibía en actividad; y por pensiones derivadas, cuya finalidad es mantener el nivel de vida de las personas que dependían de los ingresos del jubilado que fallece.

• En el caso de las jubilaciones generalmente el beneficiario coordina la baja como empleado con el alta previsional, asegurándose la continuidad en la percepción de ingresos. En el caso de la pensión, al derivar de un evento inesperado como es el fallecimiento de una persona, la familia deja transitoriamente de percibir ingresos durante el tiempo que transcurre entre el fallecimiento del jubilado y el alta de la pensión. Esto es así ya que, si bien el pago de la pensión se devenga desde la muerte del beneficiario, su pago efectivo está supeditado al trámite que insume el otorgamiento del beneficio.

• Bajo estas condiciones, para muchas familias la muerte de un jubilado no sólo implica enfrentar el dolor por la pérdida de uno de sus miembros sino también la incertidumbre que produce la discontinuidad en la percepción del beneficio previsional. Esto define la alta trascendencia social que tiene garantizar plazos breves y previsibles entre el momento en que el beneficiario solicita la pensión y el que la Caja paga el primer haber.

• En promedio, entre los años 2004 y 2010 la Caja otorgó 92 pensiones por mes. Hasta el año 2008 el tiempo promedio de demora entre la fecha de inicio de la solicitud y el mes de alta como pensionado era de poco más de 7 meses (ver Gráfico 1). Esta media esconde enormes dispersiones, ya que en numerosos casos los trámites de pensiones demoraban más de un año.

• A mediados del año 2009 la Caja instrumentó el “Plan 3 meses” con la finalidad de acortar los plazos en el tratamiento de jubilaciones y pensiones y ofrecer previsibilidad a los beneficiarios. En el caso de las pensiones esto permitió reducir la media de demora a aproximadamente 3,5 meses en el año 2010.

• Sin perjuicio de estos logros, se decidió instrumentar una nueva reingeniería de procesos apuntando a eliminar las demoras administrativas para el otorgamiento de las pensiones derivadas. La meta fijada es que la Caja otorgue el beneficio de pensión al mes siguiente de que es presentada la solicitud. Es decir que, si los familiares del jubilado fallecido presentan la solicitud de pensión inmediatamente después de producido el deceso acompañado con la documentación correcta, prácticamente habría continuidad en la percepción de la prestación previsional.

• Para avanzar en la instrumentación de esta ambiciosa meta se está trabajando intensamente en varias áreas. Entre las más importantes se destacan:
1. Simplificación de la documentación requerida para solicitar el beneficio.
2. Creación del Registro de Convivientes a los fines de que las parejas con domicilios diferentes en sus DNI puedan declarar ante la Caja el domicilio donde viven.
3. Contratación de asistentes sociales para realizar las verificaciones de convivencias y los hijos discapacitados a cargo.
4. Informatización de los formularios.
5. Racionalización de los circuitos internos.
6. Comunicación telefónica y vía Internet del otorgamiento del beneficio en lugar de la notificación a través de correo postal.

• El plan, todavía bajo condiciones de prueba piloto, se comenzó a instrumentar en marzo. Durante dicho mes se receptaron 122 solicitudes de pensión. De estas solicitudes, fueron otorgadas con alta en abril 113 pensiones derivadas (ver Gráfico 2) y fueron rechazadas 2. Es decir que, en el 94% de las solicitudes receptadas durante marzo se cumplió con la meta fijada de definir el beneficio en el mes de abril. En los 9 casos no resueltos las demoras obedecen a dificultades para la evaluación médica; para verificar la convivencia o para dirimir cual de los varios solicitantes tiene derecho.

• Al presentar estos resultados, el Presidente de la Caja Osvaldo Giordano señaló que “en el marco del trabajo diario que implica la administración del sistema previsional, una de las experiencias más duras que se nos presenta es no poder dar una respuesta rápida y certera a los familiares de un jubilado fallecido. Al dolor de la muerte, se le suma la angustia y la incertidumbre económica que produce las demoras administrativas en la gestión de las pensiones. Por eso, comprometimos inversiones en tecnología e infraestructura y reingeniería de procesos a los fines de abreviar los trámites. Sin sacrificar controles ni calidad, se trabajan las solicitudes con mayor agilidad y en plazos preestablecidos. La satisfacción que nos genera que casi la totalidad de las familias que presentaron la solicitud de pensión en el mes de marzo, les hayamos podido comunicar que en abril tiene otorgado el beneficio, nos alienta a seguir profundizando este trabajo de modernización en la gestión”.

CRONOGRAMA DE PAGOS PARA JUBILADOS
Y PENSIONADOS PROVINCIALES

• La Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiros de Córdoba informó que los jubilados y pensionados provinciales comenzarán a cobrar sus haberes a partir del próximo jueves 28 de abril.

– JUEVES 28 DE ABRIL: Podrán cobrar por cajero automático todos los beneficiarios bancarizados.

– En tanto el VIERNES 29 DE ABRIL: Podrán cobrar por ventanilla en los lugares y horarios habituales los beneficiarios impares y pares conjuntamente.

• Cabe recordar que en esta liquidación cobrarán con aumento los siguientes sectores: Escalafón general; cuerpos artísticos; hidráulica; vialidad; casinos; lotería; y salud pública. El resto de los sectores ya cobraron el aumento con los haberes de febrero (en la liquidación realizada los primeros días de marzo).

Deje un comentario