La feligresía local  despidió  al Vicario parroquial Presbítero, Carlos Chávez, el viernes pasado por la noche. Un grupo de vecinos, productores, comerciantes y empleados de esta ciudad y de las localidades de Santa Eufemia y Los Cisnes  organizaron la despedida del Padre Carlos.
Como se recordará, el Obispo diocesano, Monseñor Martín, nombró a los nuevos párrocos y vicarios a principio de
este año y, él mismo, decidió trasladar al Vicario parroquial de nuestra ciudad para que desempeñe la misma función, de ahora en adelante, en Laboulaye.

Carlos Chávez  es vicario parroquial desde que en esta ciudad se encontraba el Párroco, Pablo Silveti. Al dejar la parroquia, Silveti, fue Chávez quien comenzó a hacerse cargo de toda la actividad parroquial de esta ciudad y de las localidades de Los Cisnes, Santa Eufemia, Olmos, Asunta, Manatiales y Las Ermitas.

Al conocerse la designación como párroco del presbiterio, el padre Ariel Príncipi y como vicario el presbítero, Juan
Carlos Díaz, y al designar a Chávez a Laboulaye, este grupo de vecinos comenzó a organizar la despedida.  

Todo comenzó con  la misa a las 20.30  horas en la parroquia el viernes 28 de enero. La misma fue oficiada junto a
los sacerdotes Daniel Gallardo de Reducción y a quien invitó, especialmente, Carlos Chávez,  por ser su amigo de siempre, el presbítero, Raúl Frega.  Al finalizar la misa, el presbítero Chávez hizo referencia a lo que vivió en La Carlota: «me llevo el gran afecto de ustedes. Espero haber llegado al corazón de cada uno y pido perdón si me equivoque en algunas decisiones. A quienes no compartieron mis ideas les pido perdón si me equivoqué, pero tengan la seguridad que los llevo en el corazón”.
Más emotivo y emocionante fue su discurso cuando hizo referencia a quien fue su párroco cuando llegó a La Carlota, el padre Pablo Silveti: “comencé a trabajar con el  padre Pablo Silveti, mi compañero, amigo ¡cuánto aprendí de él! Me enseñó muchísimas  cosas: aprendimos algunas muy buenas; otras no tanto, pero siempre fuimos grandes compañeros y amigos.

Así como lo conocieron ustedes, así como era en la calle, bueno así era conmigo. El padre Pablo estaba siempre alegre… estábamos siempre riéndonos”…  En este momento, el párroco , Chávez se llenó de emoción hasta el punto de que su voz se sintió entrecortada  cuando hizo referencias a Silveti.

Ante esta situación conmovedora los feligreses comenzaron a aplaudir intensamente.

Las sorpresas siguieron: al salir de la iglesia, los fuegos artificiales cubrieron todo el sector del atrio de la iglesia, mientras el sacerdote recibía el saludo de los cientos de fieles que se acercaron al lugar.

Todo  continuó desde las 22.30 en el Salón de Jorge Ross. Allí se llevó a cabo una gran cena a la canasta, con  comunidades de Santa Eufemia, Los Cisnes y nuestra ciudad.

Luego de la cena comenzaron a despedirlo con palabras que  emocionaron al sacerdote. Se leyó una carta del intendente municipal, Javier Pretto en la que expresó su agradecimiento y auguró suerte en el lugar designado; el secretario de educación y cultura, Ricardo Comelli, lo despidió en nombre de la ciudad; por la comunidad parroquial, Darío Lladser y su Sra. fueron los encargados de saludarlo y, otro grupo, hizo entrega de un regalo adquirido con aportes de las comunidades de La Carlota, Los Cisnes y Santa Eufemia. Una notebook fue el presente y a través de la secretaria de cultura,  el mismo secretario hizo entrega de una artesanía labrada en madera que representaba una biblia.

Luego del acto apareció la parte artística. El comienzo estuvo en manos de la Academia de Danzas Amanecer 5 a cargo de Daniela Chirino y Hernán Reynoso, para dar paso, luego, a la intérprete local, Celina Andreossi.

El cierre de los festejos fue con la proyección de videos de la actividad del sacerdote estos tres años en la ciudad.

De esta manera, la feligresía de esta ciudad y región despidieron al vicario parroquial, Carlos Chávez y esperan al nuevo sacerdote.

Con algería y orgullo despedimos a un pastor que siempre luchó por el camino de la verdad y la felicidad…

5 Comments

  • Amaro dice:

    Sus comentarios ayudan a construir una verdadera comunidad online en La Carlota.
    Me parece genial que lo despidan, pero deben mencionar que no fue mucha gente. que el no ha tratado muy bien a mucha gente, y que su ortodoxo amigo es igual que el

  • Ciudadano dice:

    Sus comentarios ayudan a construir una verdadera comunidad online en La Carlota.Padre Principi, lo estamos esperando con urgencia por favor, haga una limpiesa en la parroquia, todo huele a podrido, fue mucho mal lo que nos hicieron los que se fueron y LOS DUEÑOS QUE QUEDAN.
    SI NO ME CREE NO HABLE CON LOS OLEDORES DE SIEMPRE HABLE CON LA GENTE DEL PUEBLO….

  • Juan pueblo dice:

    Sus comentarios ayudan a construir una verdadera comunidad online en La Carlota.Tenes razon Amaro te felicito por el comentario. la despedida fue el espejo de lo que sembro discordia. No seamos hipocritas.Y el que quedo no esta nunca, no limpio la mugre que dejaron en la parroquia y ni hablar de que la gente no quiere saber nada porque esta cansada que la agarren de idiota.

  • Católico dice:

    Menos mal que dos ya se fueron. No entiendo lo de ORTODOXO. FALTA SACAR AL RESTO

  • Pedro dice:

    Que mal sus comentarios El padre Carlos es un excelente sacerdote y a parte la iglesia somos todos Querido Amaro ablas sin sentido decime si alguna bes colaboraste para la parroquia.
    Ase falta gente buena en la iglesia que critique menos y trabaje sin importar lo que digan trabajar por amor a Dios.
    Pero oi día se trabaja por la plata por desgracia vivimos en una sociedad de consumismo y de decir que siempre esta toda mal sin mirarse a ustedes mismo todos como metemos errores te falta le falta mucho aprender a la gente que critica a A la iglesia chau.

Deje un comentario