Ciertas veces se habló de crear un espacio para que esos vehículos de gran porte que avanzan, día a día, por las calles de la ciudad destruyéndolas, dispongan de un lugar y ya no circulen por los barrios.

Desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, se colocaron limitadores de altura, pero, lamentablemente, éstos han sido destruidos, tal es el caso del limitador ubicado en la calle La Rioja y esquina Sobremonte. Los “gigantes” siguen pasando por esos sectores y el freno del paso aún no tiene éxito.

One Comment

  • Vecino... dice:

    Los únicos que pueden destruir los limitadores de altura son los propios camiones, ya que los autos y camionetas no llegan. Además son tan caraduras que se van sin siquiera sacar el limitador del medio de la calle, dejándolo tirado en el medio de la misma. Además fíjense las calles de asfalto negro como han cedido en ciertos lugares por el peso de los camiones, que muchas veces andan cargados con 45.000kg de cereal por cualquier calle de la ciudad. Un camión cargado con 45.00kg a 40 ó mas km/hora tarda mas de 20mts en frenar, que pasa si se cruza un chico, una bicicleta etc???. Y cuantos otros accidentes han sucedido por culpa de los camiones, no recuerdan el caso del pibe que se choco un acoplado con la moto. Esto es responsabilidad de la municipalidad y especialmente de los inspectores que cuando ven un camión cargado hacen la vista gorda. Andar con un camión enganchado es igual de peligroso que andar en un ciclomotor sin casco. Intendente, inspectores, pónganse los pantalones largos y tomen alguna medida. Lo mismo para los dueños y chóferes de los camiones sean concientes del peligro que generan.

Deje un comentario