“El juego de la vida”. Dos grandes razones para leerlo.

By 11 octubre, 2010Actualidad

 Christopher Carignano, joven autor de la ciudad de La Carlota, ha escrito su primer libro “El juego de la vida”, que ya fue presentado en la ciudad de Córdoba y en nuestra ciudad.
Esta novela, interesante y dirigida al publico en general, relata la historia de cómo las personas a lo largo de su vida enfrentan y resuelven los problemas con las drogas, un libro que enseña a como superar cada una de estas etapas y como hacer para seguir adelante y decir que no.
Este joven escritor de 18 años, se encuentra actualmente en la ciudad de Córdoba cursando dos carreras universitarias, por un lado Traductorado en Ingles y por el otro Licenciatura en Actuación.
El objetivo de este libro es demostrar que la realización de los sueños siempre es posible, en la medida que siempre nos propongamos más.

El juego de la vida es la primera novela del joven autor nacido en nuestra ciudad y radicado en Santa Eufemia.

Graciela Fernández desde “Editorial del Grupo El emporio Libros SA”, emitió delicadas palabras para hacer mención a este especial libro y referencia al gran autor. Fernández expresó: “Christopher Carignano nación en La Carlota, provincia de Córdoba, en 1990. Pasó su infancia y adolescencia en Santa Eufemia, una pequeña localidad del interior cordobés. Es actor y escritor , además de un apasionado de la música, la danza y el cine.

El juego de la vida es el  primer libro de un autor novel. ¿Por qué leerlo habiendo tantos otros para elegir? Por dos razones. Primero, porque lo que le pasó a Juan, el protagonista, le puede pasar a cualquier chico de diecisiete años, y cuando estas cosas pasan es bueno saber que el amor en todas sus formas, tarde o temprano, hace lo suyo: cura heridas, resucita vínculos que se creían perdidos, nos ayuda a sobrevivir, y a querer vivir . segundo, porque Christopher Carignano, el autor, tiene dieciocho años y, mientras cursaba su último año del secundario y se divertía con sus amigos, bailaba tango, planificada su viaje de fin de curso y se preparaba para ingresar en la facultad (donde comenzó dos carreras a falta de una). En medio de todo eso, encontró o se fabricó, la voluntad, la curiosidad, la disciplina y el tiempo necesarios para investigar sobre temas que no conocía, y para sentarse a escribir una novela: ésta. Para mí son dos excelentes razones”.

Graciela Fernández…

¿Todavía no lo leíste?

Deje un comentario