Caso por caso…

By 17 septiembre, 2010Actualidad

 Caso trabajadores: Esto ya es lo último…

 Desde el dí­a viernes, los empelados están parados, se debe una quincena y una semana y el monto aproximado ronda los 180 mil pesos. Palmero dice que viene con dinero, después no llega, después posterga el viaje y después dice que el pago será parcial…

Muchos de los empleados “se hartaron” y, en buena hora, consiguieron trabajos particulares, o sea que hay empleados que hace más de 15 días ya no van a la obra; pero los que quedaron fielmente trabajando, también “se hartaron” y dijeron “no trabajamos más porque no nos pagan” .

Es vergonzoso, pero el trabajo duro no fue recompensado: hay jóvenes que vinieron de otras provincias y sienten el peso de la falta de pagos, no saben cómo buscar apoyo… Estos jóvenes venidos de otros lugares, necesitan ayuda, no tienen familia aquí, no tienen dinero y, por lo tanto, no tienen comida. Esta es una situación alarmante y ya extrema que va a ser atendida por la Secretaría de Acción Social. La entidad contendrá a un grupo de ellos que no tienen para comer. Cristina Mercado se comunicó, urgentemente, con la titular de Acción Social, René Carranza para que se pueda llevar adelante esta circunstancia terrible.

Un empleado dijo: “nunca nos pasó algo así­, salimos a cazar palomas para poder comer”… Ahora, ¿se entiende la gravedad de la historia?

 Caso propietarios: El camino sin fin…

La llegada del Plan “Tu Casa” había despertado infinitas esperanzas en numerosas familias de La Carlota: había nacido la posibilidad de tener la “casa propia”. Muchas familias, parejas, jóvenes accedieron a este Plan como la gran oportunidad de sus vidas, el “Plan Tu Casa” era una alternativa eficaz para tener “mi” casa propia, para que tengas  â€œtu” casa propia, para que tengamos “nuestra” casa propia.

Hace meses la idea comenzó a desvanecerse, las casas no fueron entregadas a término, el Banco ya empezó a cobrarles la cuota correspondiente a los propietarios y éstos todavía no pueden entrar a vivir, no se les paga a los empelados, ni a los proveedores… Todo terminó un caos que no tiene solución. No se da solución.  Y las familias sufren, la desesperación se hace sentir en cada familia…

“Hay que pagar el alquiler, al mismo tiempo hay que pagar la cuota del crédito. Yo pago, además, a algún albañil particular para que me adelante la casa y encima tengo que comer. A veces el sueldo no alcanza”.  

“Desde hace meses en mi casa no se habla de otra cosa”.

“Tener la casa propia cuesta en un país como este, pero, en este caso, cuesta horrores: sufrimiento, bronca, inseguridad, inestabilidad.

“El Banco, lógicamente, no nos va a entender, nos cobra los intereses por el atraso y nosotros somos los únicos responsables, ni Palmero, ni la Municipalidad, pagan por nosotros”.

“Hagamos un piquete, que nos pongan un colectivo y nos lleven a Schiaretti si es necesario”. Así resuenas las voces…

Deje un comentario