“Latiendo por un techo”: La Cooperativa ya está constituida.

By 13 julio, 2010Actualidad

El emprendimiento de la Cooperativa de Viviendas Sociales “Latiendo por un Techo Ltda.” es para ayudar a los más necesitados. Se trata, como se recordará, de casas premoldeadas y, en un principio, estuvo previsto entregar dos por mes. Un grupo de vecinos puso en marcha un plan de construcción de viviendas sociales, a través de un sistema de aportes de los propios adjudicatarios. La diferencia con otros planes es que éste es totalmente independiente de programas estatales o bancarios, sólo se solventará por el aporte de los futuros dueños.

Volver Szmula (h) uno de los representantes de la Cooperativa de Viviendas “Latiendo por un Techo Ltda” en diálogo con FM Estrella, señaló que: “está terminada la papelería para conformar la Cooperativa de Viviendas Sociales ‘Latiendo por un Techo Ltda’”.

Explicó al respecto que “en el momento en el que la Cooperativa frena su recibimiento de pago y su construcción, se debe a una falta de experiencia. Nos dejamos llevar por el interés, el entusiasmo y un poco por la ignorancia de lo que era la seriedad de la Cooperativa. Cometimos algunos errores en cuanto a lo que hace a la papelería y a la parte legal y técnica de lo que representa tener en las manos semejante responsabilidad. Logramos reunir el entusiasmo y la plata de la gente y construir, y cuando quisimos entregar las casas y adquirir  la luz a beneficio de Cooperativa o lograr los otros servicios en forma paralela a la construcción de las viviendas, nos encontramos con que legalmente no estaba concluida la Cooperativa”.

Ante esto, Szmula dijo: “no había sido de mala fe, sino simplemente por falta de experiencia. Pedí­an un papel que avalara la gestión por parte de la institución, pero nosotros no teníamos la cooperativa constituida. La gente comenzó a reclamar con justa razón cuestiones ante las que no teníamos respuesta. De esto nos hicimos cargo un pequeño grupo de gente que creíamos mucho en plan y que teníamos un poco más de ganas de trabajar. Nos tomamos un tiempo prudencial diciéndole a la gente que esperara, que íbamos a hacer lo que correspondiera. Manifestamos que hasta que no tuviésemos constituida como corresponde (legalmente) la Cooperativa, no íbamos a autorizar ni recibir ningún tipo de pago. Bloqueamos la cuenta corriente en el Banco Nación donde había dinero depositado y ‘salimos con lo tapones de frente’ a los lugares que hacían falta para completar la Cooperativa. Empezamos por Córdoba  y, luego, por Buenos Aires. Logramos, a través del municipio y de la gente de Córdoba contactos directo con Buenos Aires. Así, logramos contacto directo con la persona que trataba nuestro tema. Rápidamente la Cooperativa fue constituida legalmente.  

Cuando logramos la papelería, hicimos un arreglo con la Municipalidad, hicimos pagos de terrenos que teníamos adeudados, entregamos una de las casas que habíamos construido de la Cooperativa a la Municipalidad que la toma como parte de pago de la deuda y nos autorizan dos terrenos más para la construcción de lo que se viene ahora. Logramos una casa de 27 metros que era la casa inicial y logramos una casa de 35 metros con un aumento en la cuota de sólo $20”.

En base a experiencias pasadas, la cooperativa pudo encaminarse y está, ahora, nuevamente en marcha respecto de la construcción de nuevas viviendas habiendo ya saneado algunas deudas, en el caso del municipio que es el que está proveyendo de terrenos.

Las viviendas que se entregaron están a nombre y van a estar a nombre de la Cooperativa hasta que el adjudicatario cumpla con la cuota 84. Y quienes se atrasan en el pago de las cuotas entran en mora con la Cooperativa. Incluso hasta la luz es de dominio de ésta. “Tenemos una luz social que está sostenida a través de la Cooperativa”, agregó el responsable.

La cooperativa ya está constituida y va a poder autorizar, cobrar y definirse como la dueña de las viviendas hasta que el adjudicatario pague la cuota 84.

Szmula aclaró que la Municipalidad no otorga los terrenos a Urdiembre (proyecto a través del cual personas humildes tienen la oportunidad de aprender algún oficio como costura, tapicería, electricidad, entre otros aspectos).

“Esta organización sería el ‘padrino’ de todo esto”, señaló. Urdiembre acompaña al municipio y el decreto municipal dice que el grupo Urdiembre, mediante la cooperativa “Latiendo por un techo”, recibe la parte de las casas. Una vez que la Cooperativa está constituida, Urdiembre sigue siendo el “padrino”, pero legalmente no tiene nada que ver: todo lo que se firme, se pague, se compre, todo lo hace la Cooperativa como una Cooperativa Social de Viviendas. “Urdiembre es el inventor de este proyecto (en el decreto dice presentado por Urdiembre), pero legal y técnicamente no tiene nada que ver”, concluyó.

4 Comments

Deje un comentario