A  raíz de la falta de lluvias, el río San Antonio se encuentra por debajo del nivel óptimo de su cauce y la situación alarma a las autoridades municipales de Villa Carlos Paz, quienes pidieron a la población extremar el cuidado del agua potable.

Desde hace algunas semanas, el río que atraviesa la villa serrana y desemboca en el lago San Roque redujo su caudal. El embalse también está en bajante, aunque la situación es menos crítica.

En ese marco, desde la cooperativa de servicios públicos piden a los ciudadanos hacer un uso racional del agua potable.

El gobierno difundió una serie de recomendaciones:

Cerrar las canillas mientras no se haga uso del agua

Utilizar sistemas de control del agua en el inodoro

Uso racional del lavarropas y el lavavajillas únicamente con carga completa

Deje un comentario