Con el apoyo del municipio local, un grupo de mujeres hipoacúsicas recorrió los comercios del centro de esta ciudad entregando barbijos y mascarillas de protección facial transparentes para quienes trabajan en la atención directa al público.

De la iniciativa solidaria participaron el Departamento Ejecutivo, el Concejo Deliberante y el Centro de Comercio, unidos en el objetivo de concientizar y promover la importancia de romper la barrera que produce el barbijo o tapaboca tradicional en las personas con hipoacusia o sordera.

Deje un comentario