El rector de la Universidad Nacional de Río Cuarto, Roberto Rovere, aseguró para que los estudiantes no pierdan el año es fundamental que se pueda cursar todas las materias y confirmó que durante este segundo cuatrimestre el dictado continuará dándose de manera virtual, con la posibilidad de desarrollar algunas cuestiones puntuales en forma presencial (actividades de asignaturas y exámenes finales especiales, por ejemplo).

Sin embargo, enfatizó que, al menos por ahora, la presencialidad plena es muy difícil, teniendo en cuenta la cantidad de casos que se han registrado en las últimas horas en la provincia de Córdoba y otras partes del país de la que provienen muchos alumnos de la casa de altos estudios local.

Paralelamente, y a raíz del reclamo de los estudiantes para que se tomen exámenes finales generales de manera virtual, Rovere remarcó que quienes están cerca de recibirse han podido y puede rendir finales especiales.

“No es real que no se han tomado exámenes finales. Lo que no se ha dado es la toma de exámenes generales, que son los que rinden los estudiantes que están cursando materias. Se ha priorizado a aquellos que están por recibirse. Igualmente, de acuerdo a las posibilidades de los docentes, también se han tomado algunos exámenes generales. Nosotros vamos a debatir el proyecto que presentaron los estudiantes. Será el próximo jueves en la sesión del Consejo Superior, pero entendemos que no es posible que se puedan dar de manera masiva porque no podemos hacer que los estudiantes concurran a la Universidad por la posibilidad de contagio de Covid-19”, afirmó el rector.

“En la medida en que la situación mejore, veremos cómo modificar el tema de la presencialidad de los estudiantes. Hay que tener en cuenta que la mitad de los alumnos no es de la ciudad, por lo que algunos ni siquiera podrían llegar a la Universidad para rendir los exámenes, lo que crearía una situación de desigualdad con los que sí pueden venir”, agregó.

-Los estudiantes piden exámenes finales bajo la modalidad virtual…

-Eso no es posible en todas las materias. Lo importante para todos los estudiantes es que tengan la posibilidad de cursar todas las materias, sobre todo si hablamos de no perder el año. Los alumnos tienen hasta dos años y medio para rendir la materia regularizada. Quizás, si la situación mejora, hacia fin de año se pueda abrir turnos de exámenes. Asimismo, queremos dejar en claro que se han prorrogado los vencimientos de las regularidades, debido a que no se han podido ofrecer mesas de exámenes finales generales. Además, remarcamos que el cursado va a continuar de manera virtual en esta segunda etapa, por lo que no se va a perder. También vamos a evaluar cómo recuperar las cuestiones prácticas que no se hayan podido desarrollar de manera presencial.

Deje un comentario