Ante los nuevos casos de Covid-19 registrados en esta localidad del sudeste cordobés, las autoridades dispusieron un control sanitario estricto en el ingreso a Los Surgentes.

Los proveedores que llegan desde otras poblaciones se ven obligados a realizar el traspaso de mercaderías e insumos, previa desinfección a sus clientes locales. De este modo no ingresan al ejido urbano.

Los comerciantes se ven obligados a recibir sus compras en el puesto sanitario para luego trasladarlas a sus locales de venta.

Deje un comentario