Aprovechando la nula presencia de seres humanos, el sol y la agradable temperatura ambiente uno de los miles flamencos que habitan en la laguna de Mar Chiquita decidió caminar tranquilamente por la nueva costanera de Miramar de Ansenuza.

El momento fue captado por un fotógrafo circunstancial y la imagen fue difundida por la Secretaría de Turismo de esta localidad cordobesa como muestra de las numerosas bellezas que se pueden conocer en este pueblo una vez que concluya este período de aislamiento social, preventivo y obligatorio que afecta a todo el país.

Deje un comentario