Con el apoyo del municipio local y el financiamiento de empresarios privados se instaló en pleno centro de La Falda (avenida Edén y Bahía Blanca) una original estación para el lavado de manos.

La iniciativa apunta a incrementar las medidas de prevención para evitar contagios de Covid-19 en una ciudad que aún no registra casos positivos de la pandemia.

Esta valiosa iniciativa pudo concretarse por la donación de materiales de las empresas Sierra Buena y Alberto Darsie, y al aporte de Rotoplas.

También las autoridades agradecen el aporte de Juan Pablo Agra, quien realizó la instalación y al herrero Víctor de Francesco, quien donó la mano de obra.

El Municipio aportó la cartelería, que estuvo a cargo del diseñador Rodrigo Olivera.

imagen: gentileza de La Falda

Deje un comentario