Como siempre ocurre para esta época del año, anoche se produjo en la plaza San Martín, el principal espacio público de Isla Verde, el encendido del árbol navideño instalado por el municipio.

El hecho cambió totalmente la fisonomía del lugar, iluminándolo de manera totalmente diferente con un mensaje de Paz y Felicidad que trasciende lo meramente religioso.

Hoy se repetirá este gesto en numerosos pueblos y ciudades del interior donde las respectivas autoridades también instalaron estos arbolitos navideños gigantes.

Deje un comentario