El cambio como decisión

By 17 marzo, 2017Polí­tica

La alianza Cambiemos de nuestra ciudad emitió un documento titulado “El cambio como decisión” marcando la posición del partido frente a la compleja realidad nacional.

Desde que asumiera el gobierno de CAMBIEMOS, la Argentina comienza a sentar las bases del crecimiento. Esto exige superar la lógica populista que desde hace más de 40 años atraviesa al país y que llegara a su máxima expresión en los últimos doce de peronismo en versión kirchnerista. Se requiere dar la batalla cultural contra el populismo, que proclama su solidaridad con los pobres pero los mantiene en la pobreza; que hace emocionados discursos sobre los que menos tienen pero sólo para crear una atmósfera hostil al gobierno y confundir a la sociedad. Al populista, en realidad, no le conviene que la gente se desarrolle y piense por sí misma  porque esto equivaldría a suicidarse.

Los desórdenes puestos de manifiesto en las últimas movilizaciones, responden a esa lógica mentirosa que toma de rehenes a la sociedad, en especial a los que día a día se esfuerzan por llegar a tiempo a su trabajo. Los desbordes e indecencias interminables, han agotado a los que quieren un país sin crispación. El desorden confunde y hasta desanima. Las intenciones destituyentes, preocupan.

Huelgas y movilizaciones son medidas extremas que deberían implementarse después de agotar las instancias de diálogo. Quienes las promueven tienen intencionalidades políticas, además de intereses personales dentro del sindicalismo. Buscan el desgaste y la desestabilización del gobierno.

CAMBIEMOS aspira a que el país se integre al mundo, cosa que el populista ve como una amenaza en vez de una oportunidad. La integración supone comerciar, comprar y vender, cotejar precios, atender demandas e invertir para mejorar la propia oferta. Desde luego, es tarea del gobierno crear las condiciones para que ello sea posible; pero también, es responsabilidad de los empresarios dejar de esperar el salvataje del Estado y decidirse a ser competitivos. Y, en este esfuerzo por generar desarrollo, los educadores no pueden mirar para otro lado.

Las medidas de fuerza que se llevan a cabo y las que se programan desde la CGT se proclaman como una lucha contra la recesión y los despidos. Sin embargo, este diagnóstico choca contra algunas realidades. Veamos estos datos:

–           FINANCIAMIENTO PYMES: Se renuevan créditos para la inclusión financiera de PyMEs por $400 millones. Las PyMEs son las grandes generadoras de empleo en la Argentina. Luego de un año de transición, más de 220 mil pequeñas y medianas empresas se registraron para acceder a los beneficios de la Ley PyME que eliminó impuestos y aumentó las posibilidades de financiamiento para ayudarlas a generar más y mejor empleo.

–           INDUSTRIA: PyMEs industriales santafesinas invierten $110 millones y generan más empleo local. La empresa autopartista Arag ya invirtió $50 millones para ampliar su planta productiva. En 2016 amplió su producción en un 90% y su dotación de empleados de 29 a 45, y prevé crecer un 40% en el 2017 con miras al mercado de exportación. Además, directivos de Techint  aseguran que este año su empresa tendrá pedidos de chapa por parte del sector agroindustrial por 140.000 toneladas frente a las 70.000 u 80.000 toneladas de los últimos años

–           PRODUCCIÓN AGROPECUARIA: El campo, que es el sector más dinámico de la economía argentina, tendrá este año la cosecha agrícola más grande desde 1810. No es menor señalar que en la última Expoagro, los bancos oficiales y privados financiaron a los productores compras por 20.000 millones de pesos. A esto se suman las ventas directas realizadas por las empresas expositoras. Con razón se afirma que la Expoagro de San Nicolás, fue la más exitosa de la historia.

–           EMPLEO: La Argentina  está creando nuevos puestos de trabajo formal, después de 5 años de estancamiento. El número total de trabajadores registrados en el país en diciembre de 2016 fue el más alto de los últimos 4 años. Hoy en la Argentina hay 12.100.000 trabajadores registrados entre sector público, privado y monotributistas sociales: 80.000 más que en el mismo mes de 2015. Ochenta mil empleos no son suficientes para cubrir a todos los nuevos trabajadores. Pero es muy importante destacar que hoy hay más gente con empleo en términos absolutos que un año atrás.

–           OBRA PÚBLICA Y PRIVADA: será la gran aliada del crecimiento en este año. Dos datos: hoy hay más de 1.200 kilómetros de autopistas en construcción en la Argentina y, la implementación del nuevo Procrear, movilizará fuerzas laborales y comerciales, dando soluciones largamente esperada por millones de familias argentinas.

–           RECUPERACIÓN DE LA ECONOMÍA: Según economistas privados, la economía recuperó desde octubre pasado la mitad de la caída que sufrió desde junio de 2015. En dos o tres meses más, se habrá superado totalmente la caída de fines del gobierno de Cristina Kirchner y principios del de Macri. Se estima que el país crecerá este año un 3,5 por ciento.

Las medidas del gobierno, se orientan a reducir el doloroso índice de pobreza. Aunque haya realizado la inversión más alta de la historia en materia social,  queda mucho por hacer. Para superar la pobreza, hay que generar riqueza. Y este desafío requiere también una respuesta de la educación, no sólo de la economía.  Por eso decimos, el cambio está en marcha. Sin violencia y con la verdad sobre la mesa, el gobierno persiste en el empeño inicial de poner de pie al país, de fortalecer sus instituciones y conquistar el futuro que la nación se merece.

 

CAMBIEMOS LA CARLOTA

Marzo de 2017

Dejar un Comentario