Recomendaciones para cuidar la salud durante los viajes

By 4 Enero, 2017General

Desde el servicio de Medicina del Viajero del Hospital Misericordia, brindaron algunas pautas para evitar inconvenientes de salud. Evitar picaduras de mosquitos y otros insectos, prevenir intoxicaciones y armar un botiquín para el viaje son algunos de los ejes repasados por los profesionales.

Verano es para muchos sinónimo de vacaciones y turismo. Por eso, es oportuno recordar algunas recomendaciones del servicio de Medicina del Viajero del Hospital Misericordia, para minimizar posibles problemas de salud durante el viaje.

La primera recomendación es hacer una consulta previa; en lo posible cuatro semanas antes de viajar. En el servicio mencionado -a cargo del infectólogo Ángel Mingez- tienen diferentes vías de contacto para programar una cita. Se atiende en forma gratuita a viajeros con cualquier destino.

Además, es importante averiguar si es necesario tener alguna vacuna en particular en función del destino elegido, y completar todo el carnet. Otra recomendación, sobre todo si se viaja al exterior, es contratar un servicio de asistencia médica internacional. La atención médica no es gratuita en la mayoría de los países del mundo.

Dengue, chikungunya y zika

Una de las principales preocupaciones relacionadas con la movilización de pasajeros en esta época son las enfermedades transmitidas por mosquitos; en particular, dengue, chikungunya y zika; ya que hay circulación activa en casi toda la región de las Américas.

Al respecto, Minguez recuerda que “no existe una vacuna o medicamento para prevenir estas enfermedades en Argentina, por lo tanto, es esencial evitar picaduras de mosquitos”.

Las medidas clave son el uso de repelente (que contenga DEET), cuya aplicación debe repetirse a lo largo del día según las indicaciones del fabricante; dormir en habitaciones con mosquiteros o con aire acondicionado; utilizar tabletas y espirales; cubrir cunas y cochecitos con telas mosquiteras. Los profesionales aconsejan aplicar primero el protector solar, y 30 minutos después, el repelente de insectos.

Particular atención debe prestarse al zika, por el riesgo que significa para el embarazo. La recomendación es que las mujeres embarazadas o con intenciones de buscar un embarazo en los próximos meses eviten viajar a lugares donde el virus está circulando. En caso de que no se pueda evitar el viaje, es necesario extremar los cuidados para evitar picaduras de mosquito y usar preservativo en todas las relaciones sexuales, debido a que también puede transmitirse por esta vía. Quienes estén buscando un embarazo y hayan visitado zonas donde circula el virus, deberían posponer la búsqueda por lo menos por seis meses.

Picaduras de otros insectos

Además de las precauciones en torno a la picadura de mosquitos, hay que tener en cuenta que otros insectos pueden generar inconvenientes de salud, como reacciones alérgicas, infecciones a consecuencia del rascado, o transmisión de otras enfermedades. Algunas medidas de prevención son:

-Usar ropa adecuada: mangas largas, pantalones largos, de preferencia de color claro, medias y calzado cerrado.

-Usar insecticidas en el interior de las viviendas (derivados del pyretrum): serpentines, espirales, tabletas termo evaporables, aerosoles.

-En caso de observar un insecto sobre el cuerpo, no aplastarlo: soplar enérgicamente para ahuyentarlo.

-Evitar aproximarse a nidos de abejas, avispas o abejorros.

-Evitar permanecer debajo de luminarias que atraigan insectos, sobre todo en épocas calurosas y al aire libre.

Exposición solar

La protección contra los efectos nocivos de los rayos solares debe mantenerse aún en días nublados. Es importante no exponerse al sol en los horarios pico (de 11 a 16) y usar protector con factor 20-25 o superior siempre.

La loción debe aplicarse 15 a 30 minutos antes de la exposición y se debe renovar cada dos horas, o bien después de lavarse, nadar o en el caso de transpiración profusa. Se debe cubrir toda la superficie corporal, incluyendo la nuca, cuello, orejas, pies (sobre todo el empeine) y manos.

Prevenir intoxicaciones

Consumir agua y alimentos seguros es fundamental para evitar problemas gastro-intestinales:

-Beber solamente agua potable y evitar consumir hielo.

-Consumir alimentos bien cocidos -sobre todo carnes y pescados- y preferentemente calientes.

-Evitar comer verdura cruda en ensalada.

-La fruta es mejor comprarla entera y pelarla uno mismo con las manos limpias.

-Consumir alimentos que sean de la cadena de comercialización, no aquellos de elaboración casera. Evitar consumir alimentos en puestos de venta callejeros

-No tomar leche ni productos lácteos que no hayan sido pasteurizados.

-No consumir bebidas directamente de latas apoyando la boca en la misma.

Para personas con enfermedades crónicas

-Llevar una tarjeta identificatoria con las enfermedades que tiene y listado de alergias a medicamentos.

-Si está en tratamiento crónico, llevar provisión adecuada de los medicamentos que toma regularmente (sumar una cantidad extra, por la posibilidad de prolongación de la estadía ante cualquier imprevisto).

-También es recomendable llevar las recetas de los medicamentos que está recibiendo, con el nombre de las drogas originales y dosis. (por eventual extravío)

Un botiquín para el viaje

Si bien un botiquín debe adecuarse al lugar donde se viaja y a la situación de salud de cada persona, desde Medicina del Viajero brindaron un listado de los elementos mínimos que se podrían necesitar en caso de una herida o ante la presencia de diversos síntomas. Se aconseja llevarlos divididos entre el equipaje de mano y el que se despacha:

  • Solución desinfectante (tipo iodopovidona)
  • Gasas estériles
  • Cinta adhesiva hipoalergénica
  • Tijera
  • Termómetro
  • Jabón desinfectante
  • Sales de rehidratación oral
  • Tabletas potabilizadoras de agua
  • Protector solar
  • Repelentes e insecticidas

En cuanto a medicamentos, se sugiere llevar analgésicos, antihistamínicos (antialérgicos) y antibióticos; que deben usarse con precaución y ante prescripción médica. También deberían incluirse los medicamentos habituales (ver “Para personas con enfermedades crónicas”) y los que hayan sido prescriptos con motivo de la consulta pre-viaje (por ejemplo, quimioprofilaxis para paludismo, tratamiento para la diarrea del viajero).

Otras recomendaciones importantes

-Realizar una consulta odontológica previa a la partida, para evitar malestares durante el viaje.

-Si usa anteojos o lentes de contacto, llevar un par extra y una copia de la prescripción médica. No olvidar las soluciones de limpieza y mantenimiento de los lentes en cantidad necesaria para toda la estadía.

-Si usa audífono, llevar otro par y la prescripción médica con las características del mismo.

-Usar preservativo en todas las relaciones sexuales.

-Si se visitan lugares en altura, ascender gradualmente para evitar el “mal de altura”. No realizar actividad física intensa y descansar adecuadamente.

-Manejar con precaución y usar cinturón de seguridad,

-Las actividades recreativas en el agua y en la playa pueden ser riesgosas. Prestar atención a indicaciones de bañeros y/o de autoridades. No bañarse en lugares no permitidos. Ser cuidadoso con la fauna marina.

-Si se visitan zonas con malaria o paludismo, revisar adecuadamente el itinerario, para conocer con anticipación si es zona endémica y si será necesaria una quimioprofilaxis (indicada por el profesional).

Dejar un Comentario