¿En qué quedamos?

By 17 septiembre, 2014Actualidad

En el mes de abril de este año, La Carlota amanecía convulsionada por una denuncia realizada sobre el bar “La Rosa”, donde se afirmaba que allí se encontraban alternadoras y donde concurrían menores, un delito configurado dentro de la ley contra la trata de personas. En aquella ocasión la policía detuvo a su propietario, tomando la causa estado público y con amplia repercusión provincial y nacional ya que por este caso hubo un licenciamiento de toda la cúpula de la departamental Juárez Celman.

Ante la disparidad de los partes de prensa emitidos por la departamental y la cúpula provincial el juez Labat dictó sentencia.

Origen de la causa

La causa tuvo su origen en un procedimiento que llevó a cabo la policía en el Bar “La Rosa” donde se realizaron las actuaciones in situ y se labró un sumario contravencional tipificado en la figura prevista por el artículo 46 bis del código de faltas. La causa queda radicada en el juzgado de La Carlota donde se realizó un examen de las actuaciones, testimonios y las pruebas recolectadas y en principio se imputaron dos contravenciones (una por art 46 bis relacionado al ejercicio de la prostitución, y el otro por la permanencia y expendio de bebidas alcohólicas a menores).

Resultados de la causa

Sin embargo, según explicó Labat, los acusados fueron sobreseídos de la causa caratulada por el artículo 46 bis del código de falta no así de la contravención por expendio de bebidas alcohólicas a menores “…examinando las constancias de la causa no hay ningún elemento que determine que en ese lugar, en esa noche, se ejerciera la prostitución… Los mismos testimonios de quienes estaban presentes, mujeres que estaban ahí y de los que concurrían, todos negaron tales circunstancias…en definitiva se tomó una resolución en ese sentido, queda pendiente todavía de llevar a cabo la audiencia de debate por el expendio de bebidas alcohólicas a menores”. Además Labat explicó que la trata de personas es otra figura jurídica y que en la misma tiene competencia la justicia federal; el hecho tratado aquí es ejercicio de la prostitución, es decir una persona que ejerce la prostitución en el establecimiento, estar como alternadora o convenir ahí una relación sexual aunque la misma se lleve a cabo en otro lugar.

“Analizando las mismas constancias que tuvo en su momento la policía llegamos a la conclusión de que en definitiva no estaba acreditada, con la certeza que se requiere para condenar a una persona, la existencia de esta figura” afirmó Labat y recordó que con anterioridad en un hecho de similares características en el Bar “La Lucy”, donde testificaron 30 testigos durante 4 días de audiencia, tampoco se pudo acreditar nada en este sentido.

Por otra parte, se preguntó a Labat si se puede llamar a audiencia a los policías que realizaron el operativo, en este caso a la delegación que vino desde Córdoba, como una forma de aportar datos, porque a raíz de este hecho, se da el caso que la policía del destacamento Juárez Celman emitió un comunicado explicando las conclusiones, después del trabajo realizado por la justicia, donde afirma que sólo había expendio de bebidas a menores pero no el desarrollo de tarea de alternadora por parte de las mujeres que asistían al lugar. Sin embargo las noticias que vienen desde el diario Puntal, La Mañana de Cba, La Voz inclusive la agencia Télam se hablaba que se había liberado a mujeres “esto son comentarios, nosotros nos manejamos por pruebas concretas, yo tengo que analizar lo que surge del sumario, los policías en su momento prestaron declaración testimonial e hicieron el procedimiento y lo han volcado en el expediente lo que ellos hicieron esa noche, a partir de ahí yo analizo eso, no me puedo guiar por lo que diga la prensa porque yo no sé  la fuente a la que ellos acuden o que versión han tenido de los hechos, yo tengo algo irrefutable que es el sumario, y es el expediente” explicó Labat.

Cabe recordar que aquella mañana los principales portales informativos de la provincia e incluso nacionales colocaron en sus portadas titulares muy fuertes como “Se han liberado siete mujeres en La Carlota”, “Relevan a cinco oficiales por permitir el funcionamiento de un prostíbulo en La Carlota”; “tras realizar operativo de trata removieron a jefes policiales”; entre otros tantos titulares. Además manifestaban que en un comunicado emitido por el jefe de la Policía de la Provincia, comisario general Julio César Suárez, se dispuso el relevo inmediato de toda la cúpula policial de esa ciudad por no actuar ante el funcionamiento de un bar donde había alternadoras, delito configurado en la ley contra la trata de personas. Una medida que alcanzaba al comisario mayor Sergio Wisniewski; al subjefe, comisario inspector Héctor Moyano, a un jefe de inspección, comisario inspector Jorge Flores (ex subjefe de la Departamental Río Cuarto), y a dos subcomisarios, Román Orlandi y Guillermo Braga.

Aquella cúpula policial se encuentran hoy de licencia, no se les hicieron ningún cargo, simplemente se lo han separado de los cargos. Sin embargo hoy nos encontramos con este fallo que emite la justicia donde no hay elementos probatorios del hecho que causó un gran revuelo. Se seguirá consultando sobre este tema.

MÁS INFORMACIÓN EN LA WEB

Cambio entra Cicarelli sale Wisnievski

Las palabras de Cicarelli jefe departamental interino

Desde la plana mayor no se permite tener errores de ninguna índole

Twitter: @fm_estrella

Facebook: fmestrellalacarlota

e-mail: estrellafm@hotmail.com

Dejar un Comentario