Pérez: “Ir contra el campo no… sino ir con el campo”.

By 16 octubre, 2013Regionales

Ayer 15 de octubre comenzó la segunda campaña antiaftosa del año 2013. La misma durará 60 días. El veterinario Alberto Pérez nos informa sobre este tema y explica la situación de la ganadería en nuestra zona, la cual  ha sufrido bajas drásticas en los últimos años, y manifiesta su preocupación por el “desierto verde”.

“Desde el 2010 se vacuna dos veces. En la primera se vacunan todos los animales bovinos de un establecimiento, en la segunda campaña del año se vacunan los menores, todos los animales menos las vacas, solamente novillos, vaquillonas, terneros y terneras”.

A manera comparativa los costos de la vacuna no han cambiado, sí se modificó la efectividad de la misma “la de hace 30 años que era líquida no andaba bien. Desde el año 2000 aparece la nueva vacuna con base oleosa que levanta muy buena inmunidad, tal es así que la vaca y el toro se vacuna una vez al año. El costo en ese momento se manejaba con un kilo de novillo y tenía que aplicarla el productor. Ahora la vacuna nueva te la dan aplicada y también se puede comprar en las veterinarias autorizadas o en la sociedad de productores que la vende al costo; en total saldría 11,50 pesos al no socio y al socio $10,51. Sería también un kilo de novillo por lo tanto se mantiene el valor”.

Menem como un hecho político declaró al país libre de aftosa

Aún queda en el recuerdo los brotes de aftosa “Nosotros estábamos libres de aftosa con vacunación. Esto se debe a las fronteras del país, la zona peligrosa es la frontera con Paraguay y Bolivia. Por allí se realizaba mucho contrabando de hacienda. Menem, como hecho político más que nada, declaró al país libre de aftosa sin vacunación; Marcaba un status comercial que teóricamente permitiría mejorar los mercados y los precios de los productos. Sin embargo al año aparecen brotes de aftosa, como se esperaba que iba a pasar, porque los países limítrofes no estaban libres de aftosa”.

El efecto de la aftosa en el animal

Pérez explicó de manera sencilla el efecto de la aftosa en el animal “El virus de aftosa tiene afinidad por la lengua, las patas y la ubre. Cuando aparece en un tambo produce una mastitis generalizada, no pueden comer porque la lengua se ampolla. La hacienda se desespera porque cuando se va a las patas, entre los dedos, los animales no se levantan, no pueden comer y  esto se agrava si tiene en la ubre ya que no se pueden ordeñar… El combo produce un desastre económico…Los productores vieron los buenos resultados de la nueva vacuna y ellos mismos facilitan la solución”.

El número de cabezas en la zona bajo drásticamente en los últimos siete años.

Tengo los datos de la segunda campaña del año 2005 en la cual yo estuve a cargo de la coordinación. En esa campaña había 113.193 animales correspondientes al plan de aftosa La Carlota. En la primera campaña del 2006 bajó a 105.000, se mantiene en la segunda campaña del 2006. Baja nuevamente en el 2007 a 94.000; para el 2008 se va a 84.000 cabezas. En la primera campaña del 2009 llega hasta 70.000. Hasta llegar a la primera campaña del 2013 con 64.000 animales que si los comparamos con la del 2012 hay 5.000 más.

Esto se agrava aún más si se tiene en cuenta la sequía “La sequía hace que el productor que no sembró no siembre, pero el que tiene ganado tiene que salir a consumir las reservas lo que genera que el productor tenga que malvender la hacienda…para colmo hace dos años que no mueven el precio…y los gastos aumentan”.

“No debe extrañar que se deba importar”

Siguiendo este análisis el valor del kilo de la carne puede aumentar, a lo cual Pérez agregó “No debe extrañar que se deba importar. Con la leche estamos al borde de que pase lo mismo… y los cerdos para bajar los fletes están trayendo de Brasil. No se incentiva la producción y hace varios años que no se cumple con la cuota Hilton. Son todo un conjunto de decisiones políticas que lamentablemente al campo le van pegando”.

“El desierto verde”

“Uno ve que la soja no se abandona porque hay una siembra espectacular, pero no hay trabajo para la gente, ya que al trabajo lo genera el tambo y la hacienda donde debe haber puesteros… es muy triste ver los campos abandonados como se encuentran en la actualidad. Tampoco tiene la culpa el que tiene campo chico porque lo obligan a eso… Casas donde vivían familias se están haciendo taperas, en algunos casos se han volteado y las entierran…uno que vivió en épocas donde el campo estaba habitado le duele ver estos páramos desiertos con un yuyo, como dijo la presidenta, que obviamente le es redituable”.

Políticas para el campo

“En el 2001 la primera industria que salió de la recesión fue el campo, de ahí sacaron retenciones y de ésta pararon la pueblada que existía; tienen que entender que contra el campo no va a salir nunca el país, tiene que salir con el campo no contra él…repito ir contra el campo no… sino ir con el campo”.

Dejar un Comentario