EX ENET

En el Ipem Nº 255, los alumnos deberán convivir con los albañiles

En agosto del año pasado empezaron la construcción del nuevo edificio, que se frenó en diciembre por el asueto provincial. Ahora se retomaron los trabajos. Los chicos regresarán el martes y tendrán clases en tres aulas móviles y en salones que están divididos por tarimas

 Los alumnos del Ipem Nº 255 deberán convivir a partir de la semana próxima con los obreros que retomaron las tareas para la construcción del nuevo edificio y tomar clases en las aulas móviles dispuestas por el Gobierno provincial el año pasado.
Jorge Fiezzi, director del establecimiento, dijo que esta situación limitará algunas actividades. “Principalmente tenemos dificultades en el área administrativa, ya que la dirección, vice  y secretaría, todo funciona en un mismo espacio. En cuanto a las clases prácticas, no habría problemas porque los talleres no fueron afectados por los trabajos”, señaló.Agregó que, teniendo en cuenta el número de alumnos, las tres aulas móviles que existen resultan insuficientes. “Le pedimos al Ministerio de Educación que nos amplíe las superficie de esos espacios, al menos que las duplique”, expresó.Respecto de las aulas que aún pueden ser utilizadas y que están destinadas a los cuartos años, Fiezzi sostuvo que, aunque no se trabajará muy cómodo, se puede continuar por un tiempo más.

Cabe recordar que, tras una larga demora, el año pasado se comenzó con la demolición de gran parte del edificio educativo y se empezó la nueva obra, pero las obras se paralizaron por el asueto de las reparticiones provinciales y las vacaciones del personal.

“Durante el verano, el movimiento en la escuela estuvo parado. No se trabajó, fueron dos meses de estancamiento en el trabajo del nuevo edificio. “Fue una sorpresa para todos ver que en ese tiempo no se hizo nada”, dijo.

El director recordó que cuando se comenzaron los trabajos -en la primera quincena de agosto del año pasado- tenían las expectativas que el trabajo continuara sin interrupción alguna.

En los últimos días, algunos trabajadores volvieron al predio y ya están preparando las columnas de lo que será la estructura central.

“Creemos que el esfuerzo que estamos haciendo -que es muy grande- no sólo es del personal, sino de los alumnos y los docentes y es para el nuevo edificio que nos merecemos después de 75 años de vida institucional en La Carlota”, sostuvo el director.

“La obra está solventada con el fondo sojero. Es un fondo que recibe la Provincia, los municipios también, sistemáticamente. No debería haber problema con el presupuesto, salvo algún atraso de partida, pero no debería haber paralización de la obra porque esta situación está garantizada por ley, hay una serie de instrumentos legales que hacen que las partidas estén afectadas hasta terminar la obra”, señaló.

Mientras tanto, el martes el colegio recibirá al total del alumnado, que será repartido entre los espacios físicos que aún permanecen en pie y las aulas móviles.

El establecimiento cuenta con alrededor de 400 alumnos, que recibirán clases en las aulas móviles o en los galpones.

El proyecto

De acuerdo con el proyecto que dio a conocer la Provincia, las viejas instalaciones del Ipem Nº 255 van a ser reemplazadas por otro amplio edificio de dos plantas, totalmente equipado con tecnología de primera.

El presupuesto de obra previsto es de $ 14.762.501,27, y el plazo de ejecución es de 390 días.

Se indicó que la obra se hará en dos etapas. La primera contempla aulas y oficinas.

Además, se prevé la adecuación de los talleres donde los chicos hacen prácticas. En una segunda etapa, la obra contemplará la construcción del nuevo albergue.