UCR: A 120 años de la Revolución del Parque

By 26 julio, 2010Actualidad

A  120 años de la Revolución del Parque

“Grito de indignación, de dolor, de rabia, de asco y de vergüenza”

El Comité de Circuito de la Unión Cívica Radical, informó a FM Estrella que,  recuerda y rinde homenaje, junto a toda la ciudadanía democrática, al 120º aniversario de la Revolución del Parque.  Aquel 26 de Julio de 1890 un numeroso grupo de hombres libres, dirigentes sociales y muy especialmente la juventud de Buenos Aires, dijeron ¡Basta!  a un régimen estragado por la corrupción y regresivo frente a las necesidades sociales e institucionales de la República.

La Unión Cívica, nacida meses antes del reclamo popular, y definida como un grito de indignación, de dolor, de rabia, de asco y de vergüenza, lideró la resistencia al Gobierno de Juárez Celman, denunciando en lo económico: el alto endeudamiento, la garantía en oro a las ganancias de las empresas inglesas, las privatizaciones ruinosas, la obra pública adjudicada en un clima de coimas, el programa de remate de la tierra pública y hasta la emisión clandestina de dinero. En lo institucional el “Unicato”, con el Presidente detentando la suma del poder público, sometiendo a las Provincias y Municipios, que debían mendigar sus favores, y a los Diputados y Senadores que no deliberan sino que reciben órdenes. El reparto de cargos y beneficios a familiares y camarillas, además de las elecciones con intimidación y fraude. Y en lo social el olvido de los que menos tienen.

Leandro Alem condujo el reclamo ético y se multiplicaron en todas las provincias los Comités de la Unión Cívica. El autismo del Gobierno, negando la realidad, y la represión de las manifestaciones cívicas, con cárcel, despidos y hasta muertos,  condujo a la Revolución del 26 de Julio.  

El movimiento no pudo obtener un triunfo militar, pero un analista de la época la valoró con estas palabras: “La Revolución está perdida, pero el Gobierno está muerto”.  Juárez Celman renunció a la Presidencia, así­ como su hermano a la Gobernación de Córdoba. Y los cívicos iniciaron la larga lucha por la “ reparación nacional”, encarnando “la causa”, contra “el régimen”, que culminó, varios años después, con la Ley de voto secreto y obligatorio. Cuando Irigoyen accedió a la Presidencia, se cerró el ciclo de la Revolución del 90. Ahora decidí­a el pueblo y los gobernantes ejercían el poder con un sentido ético.

Pero volvió el Régimen con el golpe de 1930 y sus secuelas. La difícil saga polí­tica argentina no ha desterrado muchos de los vicios y desbordes que nos afligían en 1890, aún hoy son válidos los reclamos de ética, federalismo y límites al poder personal. Y aún hoy hay marginados que esperan que alguien defienda su “causa”.  Y eso renueva el sentido de la lucha de la Unión Cívica Radical.  Por  eso nuestro homenaje a los hombres del ’90. Su pensamiento está vivo y debe ser útil a la República. Desde este pequeño punto del país ratificamos el compromiso con las viejas Banderas.

Deje un comentario