Historia de un carlotense lejos de su tierra.

By 18 abril, 2010Actualidad

A principios de abril, FM Estrella, recibió diversas aportaciones de carlotenses que tuvieron la dicha de viajar por el mundo. Este grupo de andarines envió sus fotos a la página para poder compartirlas con el pueblo y, así­, contribuir al proyecto iniciado por FM Estrella.

Dentro de estos tributos, un joven nacido en La Carlota, Esteban Silva, amplió su participación, no sólo mandándonos sus fotos por el mundo, sino, también, su proyecto y estilo de vida.

Silva, actualmente, vive en Queens, New York. El año pasado participó en un reality show de fútbol y tuvo el honor de compartir momentos con diferentes jugadores. Compartió, con nosotros, este momento de su vida y lo hizo a través del envío de sus fotos que ya hemos publicado. Hace 10 años que está radicado en New York. Es aquí donde realizó sus estudios secundarios y cursó dos años de Comunicación en la universidad. En la parte deportiva tuvo la oportunidad de ser becado para jugar al fútbol. Consecuentemente, a la pasión innata de nuestro carlotense por el fútbol, se recibió de director técnico, tomó tres cursos a nivel nacional y, por experiencia práctica, ya lleva cuatro años trabajando con equipos de fútbol.

Pero, ¿cómo surge la posibilidad de Esteban Silva de llevar este sueño y esta pasión por el fútbol a la concreción y a la realidad?

Al estilo de cuento, el carlotano de origen nos relata que todo comenzó en septiembre del año 2009 en la ciudad de Queens, New York. Él había conseguido trabajar en una escuela llamada “Academia Argentina”. Aquí entrenaba a un equipo de fútbol. Debido a problemas de organización con diferentes grados, decidió abandonar la institución y emprender, con la suerte de su lado y teniendo como primer estímulo su pasión por el fútbol, su propio proyecto: la inserción de un nuevo club de fútbol, pero esta vez propio, esta vez a su manera… 

Entre idas y venidas, ideas y planteamientos, por fin, el 29 de octubre del mismo año, nace el club llamado “New York Red Star Soccer Club” ( NY Red Stars SC). Este nombre fue elegido por lo mismos jugadores del club. En un principio, cuando se disputaba la elección del nombre que representaría a esta institución, surgieron muchas opciones: una de ellas fue la popular “Central Argentino”. Esta opción fue del agrado de Silva, ya que, su padre, Mario Silva, en la formación de su hijo, había aprovechado para contarle la historia de este Club.  Fueron tan taxativos y particulares los comentarios del padre, tan llenos de orgullo y efusión, que si no tomaba el nombre del Club argentino para su propio emprendimiento, de alguna u otra manera, le haría el honor. Y así­ fue: decidió formalizar el escudo simbólico de su Club de New York con los mismos colores del Club Central Argentino de La Carlota: los afamados (y populares) rojo y negro. Escudo diferente, estilo disímil, forma distinta, pero con la misma representación visual: los intactos colores del querido Club Central Argentino.

Ahora bien, ¿cómo surgió el Club?

El club comenzó con 15 jugadores, categoría de 10 años. Fueron los fieles jugadores que Silva había entrenado en la Academia Argentina. Cuando el técnico optó por dejar esa organización, los jugadores y los padres de ellos, al mejor estilo de discípulos, decidieron apoyar a Silva, seguirlo hasta el final y, finalmente, abandonaron la “Academia Argentina” y se entregaron a la aspiración de un nuevo Club: el apoyo, la confianza, la compañía y las ganas de crecer de los jugadores y los padres fueron el motor para que este Club, hoy, tenga existencia y sea una realidad.

Actualmente, el Club sólo trabaja con categorías infantiles menores a los 14 años. Hoy por hoy están llegando a los 40 jugadores todos menores de 10 años y, ya, cuentan con una nueva categoría de 8 años que, de una manera increíble en el plazo se dos semanas, se armó.

Hay que destacar el adjetivo increíble: de una manera perspicaz, se formó una nueva categoría. Los niños, dí­a a dí­a, muestran las ganas de jugar, de crecer… las condiciones de la ciudad hacen que resulte difícil el acto de salir a patear la pelota en la vereda, de armar la “canchita” en el patio (como una vez lo hizo Silva en La Carlota). La vida en edificios y la cantidad de gente que transcurre por las veredas a diario en la ciudad de Queens, imposibilitan la vida del juego libre. Es, también, por esto y por la euforia que le causa este deporte que, Silva, concretó este maravilloso proyecto que, dí­a a dí­a, crece a pasos agigantados.

Historias de un carlotense lejos de su tierra.

Web del Club “New York Red Star Soccer Club” ( NY Red Stars SC).: www.nyredstarsc.com

Dejar un Comentario