El Cuerpo de Jesús yacía sin vida dentro del sepulcro. Mientras los judíos celebraban el dí­a del la Pascua, los amigos de Jesús, que no pueden ir hasta el sepulcro, porque el descanso festivo no se lo permitía, comenzaron a reunirse para compartir su dolor y su desilusión.
sabado-santoPoco a poco, la esperanza se abría paso en sus corazones. Jesús les había anunciado en varias ocasiones su resurrección. Y ellos lo recordaban…

¿CÓMO SE CELEBRA ESTE DÍA?
Durante el dí­a, NO HAY celebraciones ni reuniones litúrgicas (Misas, celebraciones de la Palabra).
Es un dí­a de silencio y de espera. No existe el “Sábado de Gloria”, como se decía antes.
Es un dí­a apropiado para una buena confesión personal, que nos prepare para renovar nuestro bautismo, y recibir la vida nueva que nos trae Jesús Resucitado. Esto lo haremos durante la Vigilia Pascual. La confesión y comunión pascuales no son un capricho: son la mejor manera de sentir como propia la pascua de Jesús.

VIGILIA PASCUAL
¿CÓMO SE CELEBRA?
El Sábado Santo al llegar la noche se reúnen los cristianos para la celebración de la Vigilia Pascual. Como su nombre indica, es una Vigilia: una velada de oración que desemboca en la Fiesta de la Pascua. Nos reunimos para esperarla juntos. Es una noche feliz. La Noche Santa. La más importante y grandiosa.
Es una celebración como la Misa, pero con más momentos, por lo que es algo más larga. Pero es hermosa, si vamos entendiendo lo que celebramos. Es muy difícil de analizar en detalle, pero vamos a ver algunos momentos.

LITURGIA DE LA LUZ. Cristo es la Luz del mundo.
Bendición del Fuego Nuevo: se hace fuera del templo, y con ese fuego se encenderá el Cirio Pascual.
Bendición del Cirio Pascual: se adorna con una Cruz, el año, y otros símbolos. Representa a Cristo Vivo y presente en medio de nosotros.
Procesión de la Luz: con velas que encendemos en el cirio, vamos hacia el altar.
Pregón Pascual: es un canto que anuncia explícitamente la resurrección de Jesús, como si fuera una noticia. Es largo, y con mucho contenido. Hay que escucharlo con el corazón.

LITURGIA DE LA PALABRA. Cristo es la Palabra de Dios.
Lecturas Bíblicas: Son más que en una Misa, e incluyen más salmos para rezar y alabar a Dios. Van mostrando cómo la Palabra creadora de Dios se fue haciendo realidad hasta llegar a la persona de Jesús.
Gloria y Aleluya: se cantan con más énfasis y fuerza que en ninguna otra fiesta. Al mismo tiempo se tocan las campanas, y se encienden todas las luces, símbolos de alegría y gozo.

LITURGIA BAUTISMAL. Cristo es la Vida del hombre.
Letanías de los Santos: se cantan para invocar a los santos, para que compartan su alegría con nosotros, ya que son nuestros hermanos: “amigos de Dios para los hombres”.
Bendición del Agua Bautismal: como antiguamente se hacía, si hay bautismos de bebés, o mejor de gente grande, se hacen en este momento.
Renovación de las promesas bautismales.

LITURGIA DE LA EUCARISTÍA. Cristo es el alimento de los hombres.
Después de toda esta preparación, se celebra este momento igual que en las Misas de los domingos.

 

Dejar un Comentario